Imprimir esta página.
Link completo de la nota: osea.ellitoral.com/index.php

18-11-2011 Consejos de Jóvenes Profesionales
Para desafiar a las alturas

Kone Ruiz nos cuenta cómo se puede practicar acrobacias en tela, una disciplina mix entre deporte y arte -ya que demanda una gran labor física y a la vez, es visualmente muy estética- actividad que está generando cada vez más adeptos en Santa Fe. Qué hay que tener en cuenta, además de ganas de conquistar las alturas, y cuáles son los cuidados indispensables para entrenar de forma segura.



Principalmente debemos considerar que la práctica de acrobacias aéreas en tela es una disciplina de riesgo, por lo tanto principalmente hay que atender a cuestiones de seguridad. La persona que se inicia en dicha disciplina debe saber que conlleva consigo un riesgo que se debe conocer y asumir, por lo tanto debe tener en cuenta que se debe practicar responsablemente, y siempre que las condiciones de seguridad correspondientes estén dadas. 

La tela que se utiliza es acetato deportivo (de un lado opaca y del otro brillosa), la cual puede resultar más rígida o jersey que puede considerarse más elástica. El largo depende de la altura del lugar donde se va a colgar, pero generalmente se recomienda entre 16 y 20 metros de largo. 

El sistema de colgado de la tela debe hacerse en estructuras que sean lo suficiente resistentes, si se cuelga la tela con algún tipo de extensión como el uso de sogas, eslingas, mosquetones, debe revisarse previamente el estado de dichos materiales a utilizar, y en caso de que se dude acerca del estado de los mismos, o se desconozca su modo de uso, no utilizarlos. Tener en cuenta también que tienen dichos elementos tienen una vida útil, por lo cual hay que controlarlos periódicamente para asegurar su buen funcionamiento. 

Es necesario que sea cual sea el nivel de las personas que practican dicha disciplina ya sean iniciales o avanzados, se usen colchonetas de alto impacto que amortigüen las caídas, ya que por más que las caídas no sean comunes, nadie está exento de tener errores. 

Las personas que recién se inician deben entender que la disciplina tiene un proceso lento de aprendizaje, que varía según cada persona, es decir que cada uno tiene sus distintos tiempos, por eso a no frustrarse, y sobre todo respetar los tiempos de cada uno. 

Para aquellos que quieran incursionar en la disciplina es necesario que sepan que existen en la ciudad distintos talleres a los que pueden acercarse a consultar para tomar clases, a cargo de personas que han sido formadas en la disciplina, y que serán los encargados de acompañarlos y dirigirlos en dicho proceso de aprendizaje, que sabrán cómo en cada caso encarar y planificar dicho proceso, ya que puede resultar peligroso que pretendan aprender por sus propios medios, o en algunos casos a través de videos de Internet. 

Por otro lado, es fundamental que las personas que practican dicha disciplina entiendan que tienen que ser responsables y respetar sus propios limites, no intentar practicar trucos o caídas que no hayan sido enseñadas por los profesores de los talleres, ya que no hacen más que atentar contra su propia seguridad. 

Es condición necesaria que el lugar donde se realizan los talleres también cumpla también con las condiciones de seguridad y que los alumnos estén al tanto de esto. A la hora de optar por elegir un taller hay que tenerlo en cuenta. 

En relación a la práctica de las disciplina en particular, es necesario en cada entrenamiento realizar una entrada en calor intensiva, a base de ejercicios de fuerza y resistencia previa a la exploración del elemento. 

Al finalizar el entrenamiento también se debe realizar un estiramiento prolongado y compensatorio. 


Isabel Ruiz
instructora de acrobacias en tela
23 años
kone_75@hotmail.com