Imprimir esta página.
Link completo de la nota: osea.ellitoral.com/index.php

31-05-2012 Informe Central
Desde las tablas, historias para explorar

Dramaturgos, intérpretes, personajes y ficciones se entrelazan al ritmo de la creación para darle vida a la candileja santafesina. Teatro de hoy para contemplar siempre.

“Pienso que el teatro es una forma de vida, es maravilloso poder ponerse en la piel de un personaje que tiene una historia, que se viste de una manera, que habla de un modo determinado al que le pasan ciertas cosas. Es mágico y siempre genera mucha adrenalina”. Las palabras son de Fernando Belleti (28), actor, humorista, integrante del trío cómico “Difícil que el Chancho Chifle”.

—¿Qué es subir al escenario y transformarte en ese personaje?

—Siempre antes de salir a escena es inevitable sentir ese cosquilleo en la panza, esos nervios. Sobre el escenario dejo de ser Fernando y paso a ser el personaje que me toca encarnar. Sin embargo más allá de que las épocas cambien el ritual del teatro es el mismo desde hace siglos.

Se abre el telón, comienza la obra, el embrujo está a flor de piel...

—¿Te acordás cuando fuiste por primera vez al teatro?

—Tengo un recuerdo muy puntual de una obra infantil a la que me llevó mi abuelo de muy pequeño, no sé si habrá sido la primera vez pero es la primera en mi memoria.

Con el país como trasfondo y la dificultad económica al acecho el teatro sufrió el ajuste de fondos y respaldo. Desde el under el achique provocó que solamente se mantuviesen en pie obras convocantes de corte tradicional. Así todo se podía percibir la fuerza joven no de un nuevo teatro sino de un teatro emergente.

—¿Pensás que hay un resurgir del teatro?

—Puede ser que haya como un resurgimiento del teatro local. Lamentablemente muchas veces los artistas son rehenes de algunas gestiones que ponen trabas a la expresión creativa. Afortunadamente el arte siempre encuentra sus recovecos para manifestarse, y por ahí en una sala perdida te encontrás con alguna obra de teatro de casualidad y ¡zas!, te movilizó como ninguna.

Teatro con historias

El virtuoso compositor húngaro Franz Liszt dijo: “El teatro recibe reconocimiento a través de su iniciativa”. Con esa perspectiva podemos contemplar claramente el buen recibimiento que obtuvo “El purgatorio de Don Juan”. Una obra y dos maneras de disfrutarla; una convencional, la otra... para disfrutar sin ver. Su director Gerardo Croci nos cuenta. “Arrancamos hace un año y medio atrás a partir de un cuestionamiento particular: ¿por qué una persona ciega no podía participar de mi espectáculo y disfrutarlo? Entonces comencé a trabajar en función de ello incorporando estímulos y elementos que complementarán el objetivo final que es la inclusión.

La integración de la persona con capacidad diferente a través del arte ha sido un enorme estímulo para teatreros y afines, abriendo aun más las puertas, generando amplitud.

“Es muy interesante la propuesta porque uno se acerca mucho más al espectador, resulta novedoso para el público de Santa Fe, también lo es en comparación con lo que se viene haciendo en teatro”.

Lucila Taboada (25), quien interpreta el papel de la sufrida Doña Ana Ulloa, nos convida con entusiasmo detalles sobre la trama de la función.

“Nos encontramos en el purgatorio en la víspera del juicio, aguardando nuestro arribo al cielo y el veredicto sobre aquel burlador. Es una experiencia muy linda para poder disfrutar; contamos con un excelente dramaturgo, quien supo crear esto a partir del texto originario”.

Silvia Broggini, también integrante del elenco, invita a la reflexión: “La situación del teatro actual con respecto a Santa Fe, que es lo que nos toca más de cerca, es que cuenta con propuestas muy interesantes, se realizan talleres, seminarios; está la escuela de teatro, que tiene un cuerpo docente excelente. Sin embargo el público santafesino prefiere apostar a la gente de afuera. Todos los artistas locales merecemos el apoyo de nuestra gente, que es en definitiva hacia quien está dirigido el trabajo de los actores, de los maestros que nos guían, que son muchos y muy buenos”.

La comedia Catalana

-El teatro santafesino es necesariamente un activismo sobre lo que sucede en lo local. La base del teatrista es tener llegada, intentando encontrar a la persona con su problemática con sus necesidades y desde ahí, desde la propuesta teatral, ir reflejando todo este mundo. En algunos casos, para que uno se divierta y se olvide de los problemas; en otros, para que uno pueda reflexionar sobre lo que le pasa; o simplemente para impactar, y desde ese impacto generar un cambio.

Así se expresa Desiderio Angel Penza (37), director y actor de teatro en “La comedia Catalana”.

—¿Cómo ves la escena local?

—La escena local es algo interesante y compleja, hay mucho por hacer y ese mucho es muy rico; es un mundo para explorar.

Con sótano (suspenso) despidiéndose de las salas y con la incipiente “Lame vulva”, la comedia catalana propone impacto en tablas y contenido.

“El teatro como cualquier otra actividad ofrece variedad. Solamente a futuro se dirá si resurge o no. Pero lo que es seguro es que a día de hoy hay un montón de gente que está poniendo una garra especial que antes no había”, señaló Desiderio.

La voz del teatro en la obra misma, los hacedores e interpretes; pasión, ideas y emociones, le inyectan longevidad a nuestro teatro, el de hoy, el de acá.

Dramaturgos, intérpretes, personajes y ficciones se entrelazan al ritmo de la creación para darle vida a la candileja santafesina. Teatro de hoy para contemplar siempre.