Imprimir esta página.
Link completo de la nota: osea.ellitoral.com/index.php

23-02-2009 Vamos las bandas
La lluvia no empañó el Cosquín Rock 2009: Humo bajo el agua

Al pie de la montaña, el festival mayor del rock del país reunió a los legendarios Deep Purple con las bandas del momento, la movida punk y las nuevas tribus que aparecen en la escena cordobesa.

Por Gabriela Redero-Enviada especial
osea@ellitoral.com

Por momentos fue un ritual. Y como en todo ritual, el médium fue la música. Más de 22 mil almas cantaron bajo la lluvia y animaron la noche más destacada de la novena edición del Cosquín Rock (o Festival de Montaña), organizado por el grupo Nueva Tribu en la comuna de San Roque.

Desde el mediodía, el desfile fue incesante en las rutas de las sierras bajas cordobesas hasta llegar al lugar de la cita. Las postales de esta fiesta rockera se parecen por momentos a una peregrinación pagana hacia el pie de la montaña, allí donde tres escenarios serán los altares para celebrar la fiesta. El sábado -tras la resaca de la noche inaugural-, el festival comenzó puntual en los tres espacios: el escenario principal, el temático punk y el Nuevas Tribus, reservado a un grupo de bandas cordobesas que -tras una minuciosa selección- grabaron un disco que se presentó oficialmente en el Cosquín Rock.

La tarde, gris y lluviosa, se vistió de colores por los pilotos fluorescentes que invadieron el predio como único aliado contra las gotas que, pertinaces, cayeron sobre el público desde el comienzo y hasta el final de la fiesta. Pero no importó. Porque el sábado fue mitad “uruguayo’’ y mitad púrpura.

No Te Va Gustar hizo su esperado debut en el Cosquín Rock -con Emiliano Brancciari a la cabeza-, para presentar su reciente disco “El camino más largo’’. No faltó un homenaje a Sokol y una interesante versión de “Mañana en el abasto’’, de Sumo.

Antes de irse, NTVG invitó a La Vela Puerca para que, juntos, hicieran estallar a sus miles de seguidores. Desde entonces, La Vela tocó durante 2 horas, en las que las voces y los pogos inundaron el campo con los clásicos como “El viejo’’, “Zafar’’ y “De atar’’.

Antes, habían pasado Eruca Sativa, Los Cafres y los santafesinos Cielo Razzo, que representaron con solidez y éxito a la provincia junto con Bulldog (en el escenario punk).

Pero el plato fuerte aún no se había presentado. A las 23, llegó el momento más prestigioso de la edición, cuando -tras algunos problemas de sonido- desplegó su música Deep Purple. A partir de allí, la mítica banda inglesa con más de 40 años de historia, dio muestras de la elevación del rock progresivo ya desde el primer acorde salido de la guitarra de Steve Morse. El piano de Don Airey levantó vuelo con algunos solos que incluyeron una versión de “Adiós Nonino’’, de Piazzolla, para conquistar definitivamente al público argentino. Antes, habían pasado “Highway Star’’, “Into the fire” y “Strange kind of woman”. Pero la noche se tiñó de púrpura cuando la castigada voz de Ian Gillan entonó “Smoke on the water” . “Humo sobre el agua” fue la melodía más coreada de la noche y un eco que guardará la memoria de la montaña, para la historia del Cosquín Rock.

Ya cuando la llovizna se volvió lluvia eran los primeros minutos del nuevo día, y subió Almafuerte. La grave voz de Iorio hizo vibrar a un público de metaleros con sus clásicos, para cerrar una noche que no quedará en el olvido.

El punk y las nuevas tribus

Paralelamente a lo que sucedía en el estadio principal, otros “climas’’ se vivían en el Temático Punk, donde consolidaron su vigencia bandas con años de historia, como Flema, 2 Minutos y Cadena Perpetua.

Muy cerca de allí tanto, que los sonidos se mezclaban-, mostraron su música nuevas bandas cordobesas, entre las que se destacaron por su solidez Santuca y Roko, cuyos integrantes paralelamente a la música desarrollan un trabajo social en comunidades postergadas de Córdoba.