Imprimir esta página.
Link completo de la nota: osea.ellitoral.com/index.php

07-05-2010 Vamos las bandas
Colérico Buda: rock and roll sin explicaciones

La banda santafesina Colérico Buda lanzó recientemente al mercado su segundo disco, titulado “Colérico Buda II”, editado por el sello SonoAr. El trío integrado por Leandro “Lee” Paira en voz y bajo, Esteban “Terco” Rojas en guitarra y Nacho Ducca en batería aprovechará para mostrar esas canciones en su primer concierto del año: será el próximo viernes 14 de mayo en Cine Auditorio ATE (San Luis 2854), junto a Destroyer, bajo la organización de Hangar Producciones.

O Sea charló con Leandro y Nacho para adentrarse en este nuevo material y el presente de la agrupación.

—¿Cómo fue el proceso de realización?

Leandro: —Empezamos a grabar “Colérico Buda II” en agosto del año pasado, bajo la producción nuevamente de Sebastián Casís de Mo' Blues, que lleva un tiempo junto a Colérico Buda.

—Ya hay un trabajo en conjunto con él...

Leandro: —Sí, además de ser nuestro productor es un gran amigo. El disco terminó viendo la luz en enero de este año, editado por SonoAr y grabado en Santa Fe Recording.

Nacho: —Va distribuido por LEF, que es la distribuidora del sello SonoAr.

Leandro: —Es un disco puramente de rock and roll, como ya venimos haciendo: doblamos la apuesta con los que hacemos y sentimos. Son temas nuestros, más un cover de Motörhead que hicimos en español, “(Somos) Los plomos”. Viene pesada la mano.

Evolución

—¿Qué cambió desde el primer disco?

Leandro: —Obviamente el primer disco era la primera vez que íbamos a grabar en un estudio profesional, y quizás eso tiene algún efecto siempre. Si uno ve los primeros discos de grupos como MC5 nota que los son (risas).

Este lo hicimos con más tiempo, fueron temas que escribimos especialmente (en el anterior había temas que venían desde antes de formar Colérico Buda). Está más producido: crecimos muchísimo como músicos en este tiempo, y además ya estamos trabajando juntos: al anterior lo sacamos a meses de habernos formado. Pero es un buen disco.

Nacho: —Nos conocíamos hacía dos meses y entramos a grabar al estudio: había una cuestión de ir aprendiendo sobre la marcha. Este segundo disco estuvo mejor producido, tocado, grabado: como se tienen que hacer los discos, y el resultado se nota.

Hay una cuestión de química: en el primero las canciones sonaron como se podía sonar en ese momento, pero tocando después nos dimos cuenta de que estábamos sonando mucho más ajustados que en el disco. En el segundo se nota esta cuestión de conocernos, de tener esa justeza, entonces el resultado es otro.

Leandro: —Qué suerte que haya sido así, porque la bandas son para tocar en vivo. Hubiera sido horroroso que el disco suene bárbaro y nosotros mal en vivo.

—¿Y a nivel composición?

Leandro: —Laburamos bastante juntos: llevar los temas al ensayo (mayormente están compuestos por Sebastián, Esteban y yo). Por ahí yo iba con Sebastián a decirle “¿qué te parece esto?”. Y tener esa vista de afuera, de una persona como él, que lleva tocando rock y diversos estilos por tanto tiempo... todos sabemos quién es Sebastián, es un honor para nosotros.

Nacho: —Fue una semana de laburo encerrados, en la que se cocinó casi el 70 % del disco: se ve un concepto mucho más claro.

—¿Por qué la tapa blanca?

Nacho: —La idea fue mantener la imagen del Buda del primer disco, ese concepto de los ojos que ya es como un logotipo; pero también contrastarlo con el primero. Además el blanco es una ruptura dentro del género, algo que no se ve habitualmente.

Leandro: —En las bateas, entre tantos discos negros llama la atención (risas).

Hacia afuera

—¿Y abrir la ruta?

Leandro: —Eso es una búsqueda constante, y también tenemos proyecciones de tirarlo para afuera, por las experiencias de Sebastián y una búsqueda personal el disco cuenta con dos bonus tracks en inglés, para también ir generando fronteras más allá de los límites que tiene la ciudad y el país.

Leandro: —El mismo tema de Motörhead, “(We Are) The Road Crew”, lo hicimos en inglés, y un tema nuestro.
Nacho: —“Le gusta morder”, o “She Likes To Bite”.

—¿Cómo eligieron el cover?

Leandro: —Motörhead nos influenció a los tres: si bien cada uno tiene su influencia personal, cuando nos juntamos tocamos Motörhead, los temas de ellos y Guns n' Roses salían como trompada. Estábamos pensando en hacer un cover, entramos a tocar “(We Are) The Road Crew”, y dijimos “¿por qué no?”. Y cuando estábamos en el estudio (entre whiskies y risas) y Sebastián decía “¡en español!”. Canté “somos los plomos”, entramos a reír y salió.

Lírica sin vueltas

—Las letras son bastante directas...

Leandro: —Totalmente: creo que (sobre todo en este disco) no podrían ser más directas (risas).

Nacho: —Nos reímos porque nos siguen preguntando de qué se tratan...

Leandro: —Títulos como “Alimentá el reptil”, “Le gusta morder”... ¿de qué van a hablar?

—Ustedes se deben reír mucho a la hora de escribirlas...

Leandro: —Por más que suene exagerado, son en serio y las basamos en nuestras vivencias (risas). Hay una cuestión acá de que si tocás cierta música tenés que hablar de la miseria y de que está todo mal. A mí dentro de toda la miseria y de todo lo mal que está todavía me gusta divertirme. También llevamos un poco de “escapismo”: ninguno va a pagar una entrada para ver una banda para amargarse más de la vida. Y si no te divertís vos no divertís a nadie.

En vivo

—¿Este show del 14 va a ser la presentación oficial?

Nacho: —No, estamos produciendo lo que será la presentación, para julio o agosto. Y mientras tanto tocar donde se presente la oportunidad. En la página van a ir surgiendo las novedades.

Leandro: —Todas las fechas van a estar en www.colericobuda.com.ar. Ahí van a tener acceso al mail del grupo, que es info@colericobuda.com.ar y a todas las encarnaciones virtuales: Facebook, Fotolog, Myspace.