Cómo enfrentar los miedos
Carolina Lazzarini osea@ellitoral.com
El miedo es, sin duda, una emoción universal. Todos hemos vivido en algún momento esa experiencia. Sin embargo es importante aclarar que el miedo no es el problema, el miedo está indicando que existe un problema. Por lo tanto nos está dando la posibilidad de poder resolverlo. Debido a que el miedo afecta nuestro desempeño, es necesario utilizar ciertas estrategias para superarlo:
 
Entender y/o aceptar el miedo. Se debe tomar la determinación de abordarlo, enfrentarlo y superarlo para impedir que afecte el cuerpo y el estado emocional.

El miedo es una señal, y por lo tanto debemos aprovechar la información que nos brinda. Sin embargo, a veces, no sabemos qué ante un miedo, no sabemos qué carencia señalan, ni cómo asistirla. Es necesario realizar un aprendizaje a fin de aprovechar la emoción del miedo. Todos disponemos de diferentes recursos para enfrentar los peligros y todos estamos sometidos a la misma ley psicológica: si la amenaza (física o psicológica) supera a los recursos de los que disponemos, surgirá el miedo.

No existe la cobardía o, por el contrario, la valentía. Lo que uno observa simplemente son, personas que disponen de diferentes recursos para enfrentarse a la amenaza que se les presenta. Es importante alcanzar esta comprensión, porque quien es tachado de cobarde, queda injustamente estigmatizado, se daña la valoración de sí mismo y perturba la forma de relacionarse consigo mismo y con los demás.

No sentir vergüenza por experimentar esa emoción. Puede ocurrir, que si por sentir miedo, uno ha sido rechazado, descalificado, tildado de cobarde, etcétera, poco a poco vaya anestesiando la percepción de su miedo; ya no lo registrará y puede desembocar en el: “¡No tengo miedo!”. Y al no contar con esa señal, arremeterá contra el desafío que tiene adelante sin reconocer qué recursos son necesarios para hacerlo. (*)

“Escuchar el miedo”. A veces escuchamos repetidos consejos: “¡Olvidate del miedo!”, “¡El miedo es mal consejero!”. Mientras nos hallamos en ese contexto funcionamos en lucha con nosotros mismos, cargando sobre nuestros hombros nuestro propio aspecto temeroso, tratando de mantenerlo “dormido” para que moleste lo menos posible. El aspecto miedoso se calma cuando es escuchado con respeto y cuando se siente que lo que dice es realmente tenido en cuenta.
.
La tendencia a sobredimensionar o magnificar situaciones hace que no se tomen decisiones o no se realicen las acciones requeridas para solucionar determinada situación, ocasionando bloqueo o limitación de la capacidad para discriminar.

Una reacción adecuada es aquella que escucha y respeta el aspecto temeroso, aquella que manifiesta un equilibrio entre la amenaza que enfrentamos y los recursos con que contamos. No siempre basta con tener los recursos, sino que es importante saber que uno los tiene.

Cuando los miedos alcanzan determinada magnitud obstaculizando nuestro desempeño y nuestras tentativas de resolución, no son suficientes. Entonces es cuando se recomienda la consulta con un profesional.

Carolina Lazzarini.
Lic. en Psicología
Mat. 666

Referencia Bibliográfica: "La sabiduría de las emociones" de Norberto Levy. - Ed. Sudamericana 1999.

(*) Tomado del libro "La sabiduría de las emociones" de Norberto Levy.
Desayuno saludable
Márgenes del retoque fotográfico
Consejos para futuros cocineros
No robar, no mentir, no holgazanear
Lo más maravilloso es actuar
Una comida para Papá en su día
Rotaract, amistad en el servicio
Nuestras Raíces Argentinas
Tips sencillos para una vida saludable
Cuando la tradición familiar se convierte en fortaleza y oportunidad
Un deporte sin distinciones
Educar la mente
Cómo prevenimos el uso de las drogas en los adolescentes
Ser músico en París
Líderes positivos
Humildad y profesionalismo
Ligada al arte
Viajar a través de AFS
La opinión de un jurado
Con sala de ensayo propia
Tips para redactar blogs
Desde siempre escritora
Participación 2.0
Cómo enfrentar los miedos
¿Es la experiencia el único factor necesario para conseguir trabajo?
Esas voces que te pegan en la cara
Ser un Scout
Aurelianos, Úrsulas y José Arcadios
Aprendamos otro idioma
Cómo hablar sin la voz
Mejorar el rendimiento
De Rosario a Francia
Permitidos y no permitidos para hacer montañismo
Jugado por la matemática
¿Hablar para vivir?, ¿vivir para hablar?
Por el camino del guerrero‘
Trámites para obtener la ciudadanía
“El ser humano es bueno en la medida en que comparte”
El pulso del metal corriendo por las venas
Sonando alto
Consejos útiles para armar una Mochila
Facilitar la convivencia
Siempre lista
Escuela y tecnologías: ¿nuevos medios o nuevos miedos?
Hay que transmitir la pasión
Seguridad en las Redes Sociales
Consejos de jóvenes profesionales 2010
Donde está tu corazón está tu hogar
Contacto en Francia
Voluntarios de intercambio
Detrás de las noticias, de frente con el corazón
La Inundación desde el arte: Memorias de una Inundación
De par a par
Una alternativa complementaria
Tips para prepararse y llegar a la ciudad de la Torre Eiffel
Para disfrutar al sol hay que protegerse siempre
Detrás de la mano que sostiene el lápiz
Mascotas en vacaciones
Pensar empresa
Cuando el silencio deja de ser salud
Violencia durante el noviazgo
Prepárense para entrar al estudio
Intercambio Estudiantil: una experiencia inolvidable
Hacedor de melodías
Equilibrio interno para la armonía externa
La dicha de ser un estudiante universitario
Respirar bien para mantener la calma
No es soplar y hacer noticias
Datos enredados
Reencontrarte con tu niño
Para salir de campamento
Cómo introducirse en el mundo de Harry Potter
Cómo realizar prensa y difusión de artistas
La importancia de la medicina en el deporte
Desarraigo y fútbol
La música en la sangre
Estudiantes universitarios en tiempos de crisis
Camino de artista
Presencia en la web
Homologar tu título en el exterior
El deporte y la mujer
Para desafiar a las alturas
Cómo acceder a los idiomas “raros”
Del emprendimiento a la empresa
El combustible para una máquina de alto rendimiento
San Valentín: sólo para enamorados
Cómo disfrutar del sol cuidando nuestra piel
Tomate el verano con soda (o sin)
Todo tiene una historia detrás
1º de diciembre: Día Mundial de Lucha contra el VIH/Sida.
Secretos en bandeja
Qué se necesita para realizar un corto de animación
Partir no es un certificado de adultez
¿Cómo se enseña la Guerra de Malvinas?
¡Socorro, mudanza!
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA