Ser músico en París
Gabriel Vallejo es un joven músico argentino que desarrolló su carrera artística en Francia. Llegó a ese país europeo como turista y se quedó. Hoy es ciudadano de París. Con aquello de “pinta tu aldea y pintarás el mundo”, Gabriel ofrece aquí su experiencia personal, con la intención de demostrar que cuando uno tiene una meta, un objetivo en la vida, debe alinear cada acto hacia él. Así fue como Gabriel construyó su sueño en una realidad.
 
Un argentino fuera de Argentina es un extranjero. ¿Qué quiero decir con esta sentencia tan lógica? Fuera de Argentina somos ciudadanos del mundo, y formamos parte del grupo de emigrados entre los emigrados de todos los países.

Lo bueno de vivir esta experiencia, en mi caso particular, es darse cuenta de que ser argentino, ser francés, o ser alemán, es lo mismo. Todos somos seres humanos, con sus defectos y virtudes, y la identidad cultural que nos da venir de tal o cual lugar, hace que lo que cambie es la forma o el modo de comunicar, pero en el fondo todos somos iguales, y en general buscamos lo mismo: amor, amistad, realización personal.

Con respecto a ser músico en Francia, este punto es muy basto. Lo que yo puedo contar es lo que es ser músico en París (que no es lo mismo), y eso tiene dos caras:

1- París y sus alrededores, es una ciudad donde viven 15 millones de personas de todos los lugares del mundo, y esto hace que la vida cotidiana sea muy variada. Donde hay mucha competencia, ya que hay mucha oferta de lo que sea, en música, cine, teatro, literatura, etc. O sea que hacerse un lugar no es fácil.

2- La otra cara es que al haber tanta gente, hay mucha variedad de todo, y sobre todo de gustos. O sea que esto puede inspirar a alguien que desea buscar una dirección artística personal, como es mi caso, donde no reniego de mis orígenes, sino, por el contrario, intento plasmarlos junto a otras músicas que forman parte de mi cotidiano, y sobre todo el intercambio, como es el de tocar con músicos de otros lugares y que aportan otro color a mi música.

Llevo 13 años en París. Vine como un turista, y ahora, gracias a mi trabajo y mi constancia, me otorgaron la nacionalidad francesa.

Yo Siempre estaré agradecido a este país, de haberme dado un lugarcito para expresar mi música, y permitirme ser músico en París, valorando mi trabajo. Cosa que, lamentablemente, busqué en Argentina y, como siempre, encontré puertas cerradas. Por esa razón decidí marcharme. Gracias a Francia, hoy vivo de la música, compongo, arreglo, grabo en mi estudio de grabación y hago conciertos en Europa.

Aquí conocí gente de todo tipo. Y esto no sólo me enriqueció como músico sino como persona. Abrir mi mente para comprender que hay otras formas de vivir, de pensar, de escucha y de hablar.
 


Gabriel Vallejo
http://gabriel.vallejo.online.fr | Facebook 
Agenda de conciertos

Desayuno saludable
Márgenes del retoque fotográfico
Consejos para futuros cocineros
No robar, no mentir, no holgazanear
Lo más maravilloso es actuar
Una comida para Papá en su día
Rotaract, amistad en el servicio
Nuestras Raíces Argentinas
Tips sencillos para una vida saludable
Cuando la tradición familiar se convierte en fortaleza y oportunidad
Un deporte sin distinciones
Educar la mente
Cómo prevenimos el uso de las drogas en los adolescentes
Ser músico en París
Líderes positivos
Humildad y profesionalismo
Ligada al arte
Viajar a través de AFS
La opinión de un jurado
Con sala de ensayo propia
Tips para redactar blogs
Desde siempre escritora
Participación 2.0
Cómo enfrentar los miedos
¿Es la experiencia el único factor necesario para conseguir trabajo?
Esas voces que te pegan en la cara
Ser un Scout
Aurelianos, Úrsulas y José Arcadios
Aprendamos otro idioma
Cómo hablar sin la voz
Mejorar el rendimiento
De Rosario a Francia
Permitidos y no permitidos para hacer montañismo
Jugado por la matemática
¿Hablar para vivir?, ¿vivir para hablar?
Por el camino del guerrero‘
Trámites para obtener la ciudadanía
“El ser humano es bueno en la medida en que comparte”
El pulso del metal corriendo por las venas
Sonando alto
Consejos útiles para armar una Mochila
Facilitar la convivencia
Siempre lista
Escuela y tecnologías: ¿nuevos medios o nuevos miedos?
Hay que transmitir la pasión
Seguridad en las Redes Sociales
Consejos de jóvenes profesionales 2010
Donde está tu corazón está tu hogar
Contacto en Francia
Voluntarios de intercambio
Detrás de las noticias, de frente con el corazón
La Inundación desde el arte: Memorias de una Inundación
De par a par
Una alternativa complementaria
Tips para prepararse y llegar a la ciudad de la Torre Eiffel
Para disfrutar al sol hay que protegerse siempre
Detrás de la mano que sostiene el lápiz
Mascotas en vacaciones
Pensar empresa
Cuando el silencio deja de ser salud
Violencia durante el noviazgo
Prepárense para entrar al estudio
Intercambio Estudiantil: una experiencia inolvidable
Hacedor de melodías
Equilibrio interno para la armonía externa
La dicha de ser un estudiante universitario
Respirar bien para mantener la calma
No es soplar y hacer noticias
Datos enredados
Reencontrarte con tu niño
Para salir de campamento
Cómo introducirse en el mundo de Harry Potter
Cómo realizar prensa y difusión de artistas
La importancia de la medicina en el deporte
Desarraigo y fútbol
La música en la sangre
Estudiantes universitarios en tiempos de crisis
Camino de artista
Presencia en la web
Homologar tu título en el exterior
El deporte y la mujer
Para desafiar a las alturas
Cómo acceder a los idiomas “raros”
Del emprendimiento a la empresa
El combustible para una máquina de alto rendimiento
San Valentín: sólo para enamorados
Cómo disfrutar del sol cuidando nuestra piel
Tomate el verano con soda (o sin)
Todo tiene una historia detrás
1º de diciembre: Día Mundial de Lucha contra el VIH/Sida.
Secretos en bandeja
Qué se necesita para realizar un corto de animación
Partir no es un certificado de adultez
¿Cómo se enseña la Guerra de Malvinas?
¡Socorro, mudanza!
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA