No es soplar y hacer noticias
El ejercicio profesional en un país extranjero no es tarea fácil. Se necesitan unos cuantos permisos y mucha paciencia. Sin embargo, no es lo mismo ser arquitecto en España que periodista en Venezuela. Aquí algunos tips.
 
..
Antes de siquiera atreverte a mencionar la palabra Periodismo, en este país bolivariano, debes estar inscripto en el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y en el Instituto de Previsión Social del Periodista (IPSP). Los ciudadanos que cumplan con esos requisitos, serán los únicos autorizados para utilizar el título de Periodista Profesional.
La ley dice que el título de Licenciado en Periodismo o Licenciado en Comunicación debe ser revalidado por una Universidad Nacional y que mientras cumple con la obligación de la reválida y previa presentación de la constancia del Consejo Universitario, el periodista graduado en el exterior podrá ser autorizado por la Junta Directiva Nacional del Colegio Nacional de Periodistas para ejercer por el lapso de un año, prorrogable por un período igual, previa petición razonada del interesado, y verificación por la misma Junta Directiva del desarrollo normal del procedimiento académico y administrativo de reválida.
Qué te van a pedir para revalidarte?
Título y acta de grado debidamente legalizado por el Ministerio de Educación argentino, constancia de tu Universidad donde se dice que cumpliste los requisitos de la carrera, calificaciones obtenidas, pasaporte y una certificación del Ministerio de Educación argentino donde reconoce que la casa de estudios donde conseguiste el título tiene "carácter universitario".
Además, tenés que tener en cuenta que donde más arriba dice "desarrollo normal del procedimiento académico", se refiere a que tendrás que rendir unas cuatro materias referidas a la legislación de medios venezolana y la historia de este país.
Cuando esté listo eso, y el Colegio Nacional de Periodistas te dé el OK, ya podés buscar trabajo. Una vez que lo conseguiste, empieza la segunda parte de esta historia.
Es insoslayable para trabajar en cualquier país, tener una visa de trabajo. Para eso, la empresa que te contrata, debe tener un permiso otorgado por el Ministerio de Trabajo, donde esté autorizada para incluir en su plantilla a un extranjero demostrando que a ese trabajo, no puede hacerlo nadie más que vos.
Con ese permiso en mano y otra carpeta donde la Oferta de Trabajo notariada del solicitante, exposición de motivos dirigida al Ciudadano Director de Control Extranjeros (En papelería de la Empresa), más fotocopias, fotos, etc., vas al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) a tramitar tu visa de transeúnte laboral.
Mientras esperas que esta visa "salga", suele demorar entre 4 y 12 meses, podés ir empapándote de la realidad venezolana, aprenderte los nombres de los 25 ministerios chavistas, aprenderte expresiones como "bozal de arepa" (*) o "quince y último" (**); empezar a recorrer las calles de Caracas, que no tienen numeración, o lo que es mejor, irte a una playita de Morrocoy (son gratuitas y acá con un dólar llenás el tanque de nafta) a tomarte una piña colada y ver con tus propios ojos por qué los que estamos acá decimos que Venezuela tiene las playas más lindas del Caribe.
(*) Significa cerrarte la boca porque te compran la comida. Bozal igual a forzarte la boca, arepa igual a comida, es una comida de pobres. Te tapo la boca, la libertad de expresarte, porque te doy de comer.
(**) Quince y último es porque acá hasta los más altos cargos ejecutivos cobran por quincena, quince y último (último día del mes) tenés plata. No hay lugar en los restoranes, ni en los cines ni en los cajeros hay plata acá esos días, 15 y 30 ó 31.

Lic. Araceli B. Retamoso
www.reenfoqueasesores.com
Desayuno saludable
Márgenes del retoque fotográfico
Consejos para futuros cocineros
No robar, no mentir, no holgazanear
Lo más maravilloso es actuar
Una comida para Papá en su día
Rotaract, amistad en el servicio
Nuestras Raíces Argentinas
Tips sencillos para una vida saludable
Cuando la tradición familiar se convierte en fortaleza y oportunidad
Un deporte sin distinciones
Educar la mente
Cómo prevenimos el uso de las drogas en los adolescentes
Ser músico en París
Líderes positivos
Humildad y profesionalismo
Ligada al arte
Viajar a través de AFS
La opinión de un jurado
Con sala de ensayo propia
Tips para redactar blogs
Desde siempre escritora
Participación 2.0
Cómo enfrentar los miedos
¿Es la experiencia el único factor necesario para conseguir trabajo?
Esas voces que te pegan en la cara
Ser un Scout
Aurelianos, Úrsulas y José Arcadios
Aprendamos otro idioma
Cómo hablar sin la voz
Mejorar el rendimiento
De Rosario a Francia
Permitidos y no permitidos para hacer montañismo
Jugado por la matemática
¿Hablar para vivir?, ¿vivir para hablar?
Por el camino del guerrero‘
Trámites para obtener la ciudadanía
“El ser humano es bueno en la medida en que comparte”
El pulso del metal corriendo por las venas
Sonando alto
Consejos útiles para armar una Mochila
Facilitar la convivencia
Siempre lista
Escuela y tecnologías: ¿nuevos medios o nuevos miedos?
Hay que transmitir la pasión
Seguridad en las Redes Sociales
Consejos de jóvenes profesionales 2010
Donde está tu corazón está tu hogar
Contacto en Francia
Voluntarios de intercambio
Detrás de las noticias, de frente con el corazón
La Inundación desde el arte: Memorias de una Inundación
De par a par
Una alternativa complementaria
Tips para prepararse y llegar a la ciudad de la Torre Eiffel
Para disfrutar al sol hay que protegerse siempre
Detrás de la mano que sostiene el lápiz
Mascotas en vacaciones
Pensar empresa
Cuando el silencio deja de ser salud
Violencia durante el noviazgo
Prepárense para entrar al estudio
Intercambio Estudiantil: una experiencia inolvidable
Hacedor de melodías
Equilibrio interno para la armonía externa
La dicha de ser un estudiante universitario
Respirar bien para mantener la calma
No es soplar y hacer noticias
Datos enredados
Reencontrarte con tu niño
Para salir de campamento
Cómo introducirse en el mundo de Harry Potter
Cómo realizar prensa y difusión de artistas
La importancia de la medicina en el deporte
Desarraigo y fútbol
La música en la sangre
Estudiantes universitarios en tiempos de crisis
Camino de artista
Presencia en la web
Homologar tu título en el exterior
El deporte y la mujer
Para desafiar a las alturas
Cómo acceder a los idiomas “raros”
Del emprendimiento a la empresa
El combustible para una máquina de alto rendimiento
San Valentín: sólo para enamorados
Cómo disfrutar del sol cuidando nuestra piel
Tomate el verano con soda (o sin)
Todo tiene una historia detrás
1º de diciembre: Día Mundial de Lucha contra el VIH/Sida.
Secretos en bandeja
Qué se necesita para realizar un corto de animación
Partir no es un certificado de adultez
¿Cómo se enseña la Guerra de Malvinas?
¡Socorro, mudanza!
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA