Amor a la camiseta
La pasión por el club de sus amores los llevó un día a coleccionar las camisetas de Colón y Unión. Nacho y Nico cuentan cuándo y por qué comenzaron a llenar sus roperos. Tienen algunos modelos históricos, otras de jugadores y hacen lo imposible por conseguir aquellas camisetas que valen oro. Como ellos, en ambos clubes hay otros hinchas que también las coleccionan. Pero este sabalero y este tatengue fueron los elegidos para contar sus historias.
 
Rojiblanco

Nicolás Ribas, de 26 años, es estudiante y empleado, y tiene un “templo” de camisetas de Unión.

¿Cuántas camisetas tenés?

Alrededor de 80 camisetas, más o menos.

¿Desde cuándo y por qué comenzaste a coleccionar camisetas?

Desde chico siempre me gustó tener la camiseta actual del equipo. Algunas veces se podía y otras no. Con el paso de los años, y ya más grande, con una buena cantidad bajo el brazo, me puse el objetivo de conseguir las que me faltaban desde el año '93, que fue cuando empecé a ir a la cancha religiosamente, hasta hoy.

¿Cuál fue la primera camiseta?

Fueron dos y llegaron juntas para mi cumpleaños del '94. La tradicional y la roja alternativa que creo que hasta el día de hoy son las más lindas que tengo.

¿Y cuál es la última?

La roja y blanca anterior, la conseguí por Internet a través de un hincha de River en Buenos Aires.

¿Cuál es la que más querés?

La del ascenso del '96, sin dudas. Fue la primera alegría que viví como hincha. Si tengo que elegir un equipo, sin dudas es ese.

¿Cuál es la más linda?

La Roja Alternativa del 94...

¿Cuál es la que más te costó conseguir?

La verde, ya que nunca se comercializó. Igualmente, hay muchas camisetas que me gustaría conseguir y aun no lo he logrado.

¿Cuánto llegaste a pagar por una camiseta?

Mmm... a eso me lo reservo, pero no mucho (para el valor afectivo que tienen).

¿Son camisetas de jugadores (oficiales) o genéricas?

Tengo muchas de jugadores y muchas compradas en tienda, en este momento diría que tengo un 50 por ciento y otro 50.

¿De qué jugadores tenés?

José. L. Marzo, Sebastian Clotet, Norberto Fernandez, Titi Catinot, Enrique Bologna, “Pájaro” Domizzi, Fernando de la Fuente, Héctor Sanchez, Daniel Bazán Vera, Adrián González, Paulo Rosales, y otros.

¿Dónde y cómo las guardás?

Colgadas en perchas nomás, no soy tan meticuloso con su cuidado.

¿Las usás a todas?

Para jugar al bolo, para ir a la cancha, pero cada partido es un dilema cuál usar, generalmente por cábala termino usando la misma siempre.

¿Regalaste alguna?

Regalé varias camisetas, siempre tratando de inculcar el sentimiento por la roja y blanca.

¿Sos de buscar permanentemente por Internet u otros medios las camisetas?

Generalmente estoy buscando camisetas, ya sea por Internet, en la cancha, en la calle; aparecen en los lugares menos pensados.

¿Cuando sale a la venta un modelo nuevo, vas a comprarlo o esperás las ofertas?

Justamente en este momento salieron las nuevas camisetas, y la idea es esperar a que bajen un poco el precio, pero es un desafío no ir a comprarla ahora.

¿Qué te dice tu familia?

Que estoy un poco loco, aunque yo se que les gusta.

¿Cuál es tu objetivo con todo esto?

Objetivo, ninguno. Es más que nada tener un pedacito de la historia de mi club.

Contanos una anécdota de lo que llegaste a hacer por una camiseta...

Hay una camiseta que la usamos hacer un par de años sólo un partido y nunca se comercializó, por ende, fue casi imposible conseguirla. Llegué a averiguar con la mayoría de las personas que la tenían, para ver si alguno la largaba... Tuve éxito.


Rojinegro


Nacho Bassi, de 28 años, es técnico en un canal de TV, y tiene un “templo” de camisetas de Colón.

¿Cuántas camisetas tenés?

45.

¿Desde cuándo y por qué comenzaste a coleccionar camisetas?

Empecé sin coleccionarlas, a medida que podía las compraba, y de a poco se fueron sumando. El primer objetivo era poder tener 11, lo equivalente a un equipo adentro de la cancha.

¿Cuál fue la primera camiseta?

La primera es una muy vieja que usaba de chico, y dentro de las oficiales, es la del ascenso del '95.

¿Cuál es la última?

La del arquero del torneo actual.

¿Cuál es la que más querés?

No tengo ninguna en particular.

¿Cuál es la más linda?

Una marca Nanque con el número “9”, de Maxi Cingunegui.

¿Cuál es la que más te costó conseguir?

Si bien me gustaría conseguir varias que cuestan, por ahora una de las más difíciles es una marca Nanque, y aunque parezca una locura, la más fácil de conseguir fue una marca Adidas del año '81.

¿Cuánto llegaste a pagar por una?

No mucho, en su mayoría son compras a precio normal, canjes o regalos.

¿Son camisetas de jugadores (oficiales) o genéricas?

Algunas de jugadores, otras genéricas.

¿De qué jugadores tenés?

Wens, Cincunegui, Moreno y Fabianesi, Cardetti, Blasquez, Candia, Riqui Gómez, Morales Santos, Miglionico, y otros.

¿Dónde y cómo las guardás?

Las tengo a todas colgadas en una percha en el placard.

¿Las usás a todas?

Para jugar al bolo, para ir a la cancha... Generalmente las que me quedan las uso, y con mucho orgullo de llevarlas puesta.

¿Regalaste alguna?

Sí, de chico regalé camisetas que ahora no tengo y de más grande regalé camisetas repetidas.

¿Sos de buscar permanentemente por Internet u otros medios las camisetas?

Muy cada tanto.

Cuando sale una nueva, ¿vas a comprarla o esperás?

Me gusta coleccionar por modelos, trato de comprar las alternativas y espero por las roja y negra o blancas, que suelen ser más comunes.

¿Qué te dice tu familia?

Comparten la misma pasión por los colores y de a poco fueron entendiendo que esa colección va a durar toda la vida y que junto con mi hermano vamos a seguir camiseta por camiseta hasta que las próximas generaciones continúen.

¿Cuál es tu objetivo con todo esto?

El primer objetivo era tener 11 camisetas. Una vez consolidada la colección, el objetivo es que se sigan juntando a medida que sean oficiales de Colón, no sólo nosotros, sino también las próximas generaciones. Esas camisetas no sólo distinguen a nuestros jugadores de los jugadores contrarios, sino que son el máximo estandarte y los máximos colores a defender por esos jugadores que la usan. Lo tienen que hacer con respeto, con códigos y con sacrificio. Van a quedar para la historia y por eso guardamos las camisetas.

Contanos una anécdota de lo que llegaste a hacer por una camiseta...

Lo más inusual o loco, fue bajarme del auto en el medio de la calle, encarar a un señor y comprarle la camiseta que llevaba puesta, además de tener que darle una remera para que no vuelva sin nada a su casa.
Amor a la camiseta
Estos son nuestros olímpicos
Abre Bienal
¿Qué estás leyendo?
Tras los pasos de los hermanos Lumière
Participación joven
Verano en la city costera
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
Trabajo práctico: la crisis
La originalidad como marca registrada
Un plan B para la gripe A
Te doy una mano
Primavera + Amigos
Carreras que rompen el molde
Por amor al fútbol
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
¿Quién fue San Valentín?
Los hijos de Malvinas
Alternativas para tratar de estar mejor
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Antes de la música, los lutieres
Pateando piedritas por los caminos
¡Andate al río!
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Vacaciones con amigos
Paintball, el juego de la guerra
Adrenalina sobre ruedas
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
Herederos del oficio de Moreno
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
En julio también hay carnaval
Jóvenes con nuevos vientos
Casa tomada por artistas
Los equilibristas urbanos
Clandestina, la comunidad del saber
Volvió el carnaval
Visiones de la realidad
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Compartir ideas para transformar la realidad
Donde hay violencia no hay amor
Jóvenes mundiales
Silencio: Búhos en la cancha
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
Somos Folclore
Espacio de arte
Archivo Informes 2007
Fuga al verde
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Que no te gane el miedo
Del laboratorio a la realidad
Momento de hacer rancho aparte
Deseos compartidos
Los tips del verano
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Sueños de Primera
Objetivo: llegar a la cima
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
Oficios por transmisión vertical
TC 2000: Una fiesta a fondo
e-candidatos en Santa Fe
Arte en el aire
En honor a los bisabuelos
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Encontraron una puerta abierta
Colores para decir cosas
Zoolidarios
Trabajos en la www
No te entiendo nada
SIDA: lo importante es saber
Probar suerte y vivir del deporte
Cosquín siempre deja historias en la piel
Drogas, de eso sí se habla
Una santafesina que vuelve al pago
Santafecine
Vidas atravesadas por el arte
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Scouts: el gran juego de la vida
No hay que ver para crecer
Matemática jugada
Grandes logros, grandes ganadores
El Centro de Artes Circenses en marcha
Pasión por lo árabe
Desde las tablas, historias para explorar
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
La red social de la mente que te jaquea
Suban El PoTe... ¡grabando!
¡No olvides tu desayuno!
¡Hacete cargo!
Cambio... afuera
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Capacitados para trabajar
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Archivo Informes 2006
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA