Asumido freak y fanático...
Un seguidor del Manga y Animé escribió la "biografía" de un freak -ni más ni menos que la propia- para explicar el mundo que rodea a los dibujos japoneses... Con ustedes: Walter....   
 
Volver:
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
Mi nombre es Walter Moncada y tengo 23 años. Actualmente me encuentro estudiando la carrera de Licenciatura en Administración de Salud en la Escuela Superior de Sanidad. 

Lo que a mi me compete en esta nota es dar un poco de luz a las actividades que realiza un Freak en su grupo y en su individualidad. Para ello me parece pertinente dar un marco histórico a todo esto. 

Desde mi óptica personal y haciendo hincapié en mis experiencias, me definiría a mi mismo como un “Freak promedio” si el concepto realmente existiera. Pertenezco a una generación que conoció el manga y el anime en la temprana adolescencia allá por mediados de los noventa, con la llegada de la “Tercer Oleada” del Animé a la televisión Argentina, con grandes hitos como lo fueron Sailor Moon, Saint Seiya (Los Caballeros del Zodíaco) y Dragon Ball. 

Con la rápida intuición comercial de quienes aprovecharon estas series para vender productos a los niños, su público se masificó de una manera nunca antes vista. 

Es así como de repente, todos los chicos de mi edad hablaban en los recreos y a la salida de la escuela de lo que había sucedido en la “Batalla de las 12 Casas” el día anterior o de la muerte de “Endimion” de ese mediodía. Era parte de la cultura de esa época que un chico de entre 8 y 13 años compartiera el gusto por la animación japonesa en horarios prime time de televisión por cable. 

Pasó el tiempo y los noventa terminaron. Dragon Ball había llegado a su tramo final y su público fiel ya no veía en los kioscos, las figuritas de un nuevo álbum contando las aventuras de Gokú y compañía... Una época dorada había concluido. 

Es así como una fracción quizás mínima y despreciable para cualquier sociólogo hallaba refugio en Internet. Cientos de páginas dedicadas a ahondar en esta pasión que es la animación japonesa nacían mes a mes por fanáticos que no quisieron desistir y que intentaron hacer oir su voz. Decenas de series nuevas, que años atrás sólo se veían en una mínima nota en alguna revista española filtrada por la aduana, arribaban a los canales infantiles como promesas de cambio. Editoriales nacionales se arriesgaban y comenzaban, no solo a redactar sus propias notas sobre anime nuevo y viejo, sino a conseguir los derechos a imprimir mangas en la región. Por fin éramos escuchados. 

Y no solo eso, toda una nueva cultura nacía: La música, la moda, el arte, las historietas. Ahora todo era posible, sólo había que intentarlo.
Pasaron los años y el paisaje había cambiado. Toda una nueva generación de Otakus y Freaks había nacido y crecido en el seno de la mía. Hermanos menores, vecinos del barrio, primos, sendas posibilidades de influencia directa o indirecta había permitido al movimiento no morir y resurgir de sus cenizas para no caer nunca más. 

Retomando a mi caso particular debo decir que yo era el típico alumno de anteojos que dibujaba en clase, aquel que encuadraba en el estereotipo de nerd, pero que no por eso era el de las mejores notas ^_^. 

Mis amistades en la escuela tenían sus propios gustos y desentonaban con los míos. La vida en el barrio (en aquella época vivía en Villa del Parque) me era algo pesada, siendo que el objeto de mi pasión era tan opuesta a la pantalla populosa de los deportes y la música de moda, que era visto como “bicho raro”. 

Fue recién a los 21 años cuando conocí y comencé a relacionarme con gente de mi “raza”. Exceptuando a un compañero de la Secundaria, jamás me había juntado con gente así, por lo que estar entre amigos era más que solo compartir el tiempo. Era casi un ritual. 

Fue tal el impacto que de las cientos de fotos que sacamos en nuestras reuniones, decidí hacer un comic, a modo de fotonovela, parodiando a nuestras series favoritas, pero con mis amigos como personajes. 

En el itinerario de todo freak siempre hay charlas/discusiones donde se habla de TODO. Todo pequeño detalle es importante, nada queda suelto. Si un freak dice que “tal canción” se llama de una manera, es muy difícil plantearle lo contrario. Pero sólo son excentricidades de determinados momentos. 

Ver maratones de series y/o películas; planear viajes a convenciones de ciudades vecinas (siempre con la idea de ir disfrazados la mayor cantidad posible); hacer karaoke y cosplay; ir a una plaza y conectar algún equipo de música para que las masitas y el mate tengan sabor a casa; todo esto es pasar el tiempo para un grupo de esta “especie”. 

Y fuera de lo que alguien poco conocedor pueda llegar a deducir de lo anteriormente citado, un Freak no es para nada cerrado. Por el contrario, la mente de un freak es de las más abiertas. 

Por ello hay que replantearse si en verdad hay que denominarlos “Tribu Urbana”. Una tribu plantea sus diferencias para alejarse de las otras. Pauta rituales y adora a símbolos que son las contrapartes del de las tribus vecinas. Un Freak acepta a las otras culturas y saca de ellas lo mejor posible. 

Tanto la moda como los gustos musicales no son barrera para que un individuo pertenezca a este tipo de sociedades, habiendo en ella gente perteneciente a corrientes Punks, Darks, etc. 

Es por esto que la palabra correcta para referirse a este movimiento es como una Subcultura, con todo lo que
este concepto significa.


Amor a la camiseta
Probar suerte y vivir del deporte
Encontraron una puerta abierta
Deseos compartidos
Alternativas para tratar de estar mejor
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Colores para decir cosas
Verano en la city costera
Paintball, el juego de la guerra
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Los tips del verano
Drogas, de eso sí se habla
Donde hay violencia no hay amor
Suban El PoTe... ¡grabando!
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Antes de la música, los lutieres
Jóvenes mundiales
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
¡No olvides tu desayuno!
Santafecine
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
e-candidatos en Santa Fe
Vidas atravesadas por el arte
Que no te gane el miedo
¿Qué estás leyendo?
En julio también hay carnaval
Scouts: el gran juego de la vida
Jóvenes con nuevos vientos
No hay que ver para crecer
Objetivo: llegar a la cima
Del laboratorio a la realidad
Matemática jugada
En honor a los bisabuelos
La originalidad como marca registrada
¿Quién fue San Valentín?
¡Andate al río!
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Volvió el carnaval
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Los hijos de Malvinas
Momento de hacer rancho aparte
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
¡Hacete cargo!
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Espacio de arte
Somos Folclore
Archivo Informes 2006
Participación joven
Desde las tablas, historias para explorar
Te doy una mano
Vacaciones con amigos
Fuga al verde
Cosquín siempre deja historias en la piel
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
Oficios por transmisión vertical
Compartir ideas para transformar la realidad
La red social de la mente que te jaquea
Primavera + Amigos
Zoolidarios
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Adrenalina sobre ruedas
TC 2000: Una fiesta a fondo
Una santafesina que vuelve al pago
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Carreras que rompen el molde
Abre Bienal
Trabajos en la www
Herederos del oficio de Moreno
Pateando piedritas por los caminos
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Sueños de Primera
Por amor al fútbol
Trabajo práctico: la crisis
Arte en el aire
Casa tomada por artistas
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
No te entiendo nada
Los equilibristas urbanos
Grandes logros, grandes ganadores
Clandestina, la comunidad del saber
El Centro de Artes Circenses en marcha
Tras los pasos de los hermanos Lumière
SIDA: lo importante es saber
Un plan B para la gripe A
Pasión por lo árabe
Estos son nuestros olímpicos
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Visiones de la realidad
Silencio: Búhos en la cancha
Cambio... afuera
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Capacitados para trabajar
Archivo Informes 2007
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA