Momento de hacer rancho aparte
Generar un proyecto de vida propio y separado de la casa de tus padres puede resultar, a veces, complicado. Antes de juntar tus petates lee el informe central de O Sea donde te contamos cuál es la realidad de los jóvenes que se van a vivir solos.
 
Notas relacionadas:
Pros y contras de vivir sólo
¡Quiero a mi mamá!
Esperar el momento y tomar la decisión
Presupuesto: ¡Todo un tema!
Un solitarios en busca del lugar...
¡Mamá!, ¿qué hay de comer? ¡Mamá!... ¿mamá? Por si todavía no te diste cuenta, tu vieja no te responde porque no logra escucharte. Es que, desde hace un tiempo dejaste el confortable hogar familiar para iniciar tu vida independiente. Todavía no podes definir si fue necesidad, un segundo de coraje o simplemente las ganas de tener el espacio propio, pero estás viviendo sola o solo. Ahora, todo, o casi, depende de vos: la comida, los impuestos, la ropa, la limpieza, ¡todo!

Tomar la decisión no es sencillo. Algunos no tienen alternativa, como aquellos que llegan a Santa Fe desde otros pueblos y ciudades a estudiar. Pero para otros el impulso es diferente. A veces la necesidad de desplegar las alas y volar es más fuerte que la comodidad del nido materno.

María Angélica Mermet y Graciela Azcona son miembros de la Escuela de Psicología Social de Santa Fe y explicaron a O Sea que no hay una etapa recomendable para irse. Pero afirman que sí existen condiciones psicológicas que permiten pensar la posibilidad de vivir solo. “Aunque cada vez se posterga más”, asegura Azcona.

Para Mermet, la condición mínima para dar el primer paso es, por un lado, poder pensar un proyecto propio.

En la actualidad se nota que los jóvenes dejan el hogar familiar mucho tiempo después. “Lo que antes ocurría a los 17 o 20 años, ahora se postergó hasta los 40”, señalaron las especialistas. Y lo justificaron con una razón casi evidente: esto ocurre por “el hecho de no tener trabajo o ser estudiante por más tiempo del indicado. Otros no tienen siquiera un proyecto de estudio, ni de trabajo, y se resignan a quedarse en la casa de sus padres porque no pueden ser autónomos”.

Que no te de el mango es una razón para quedarte; pelearte con tus viejos, no debe ser un motivo para irte. Eso afirman las psicólogas. “Los problemas no se resuelven yéndote, se estiran en el tiempo y nunca se terminan; en cambio, sí es condición necesaria lograr la capacidad de pensar en tener un proyecto solo, un proyecto independiente”. 

Cómo partir de casa

Especialistas de distintas disciplinas que tienen como objeto de estudio los comportamientos sociales, afirman que existe actualmente un corrimiento de las edades, de lo que se denomina juventud, fenómeno que se arrastra a las responsabilidades que deben afrontar los jóvenes. “La autonomía de los jóvenes es hoy una consecuencia. Es decir, antes la decisión que debía tomar el joven era planificada, pensando qué hacer para poder irse, mientras que ahora depende de lo que tenga”, explicó María Angélica Mermet.

“Es que no se educa en proyectar, no se enseña la autonomía. De surgir, los planes suelen ser a largo plazo, mientras que la dinámica de la cultura contemporánea hace que las cosas sean inmediatas, sin planificación”, detallaron. Esa nueva forma de cultura repercute en el sostenimiento interno del individuo, “en la capacidad de poder estar solo”.

Para las especialistas, la vorágine de la comunicación, la necesidad de estar permanentemente en contacto, genera que por los dispositivos intermedios que se utilizan el hombre quede aislado. “La cultura virtual y el circuito del consumismo exacerban el individualismo. A su vez, estar sólo implica estar en intimidad con uno mismo y muchas veces sucede que no nos conocemos porque no existe la intimidad. Todo lo que hacemos es para mostrar y para que otros vean qué es lo que nos gusta o cómo hacemos lo que hacemos”.

Esta sentencia de las profesionales puede ayudar un poco, quizá, para entender nuestra propia realidad. Si te sentís identificado con mucho de lo que acá se dijo no creas que estás solo. También es probable que te esté picando el bichito de la libertad, esas ganas de andar solo por nuevos caminos y reconocer nuevas fronteras. Hay momentos en que es mejor cortar el cordón y largarse a vivir solo. Pero mejor, no dejar cuentas pendientes.

Amor a la camiseta
Probar suerte y vivir del deporte
Encontraron una puerta abierta
Deseos compartidos
Alternativas para tratar de estar mejor
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Colores para decir cosas
Verano en la city costera
Paintball, el juego de la guerra
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Los tips del verano
Drogas, de eso sí se habla
Donde hay violencia no hay amor
Suban El PoTe... ¡grabando!
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Antes de la música, los lutieres
Jóvenes mundiales
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
¡No olvides tu desayuno!
Santafecine
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
e-candidatos en Santa Fe
Vidas atravesadas por el arte
Que no te gane el miedo
¿Qué estás leyendo?
En julio también hay carnaval
Scouts: el gran juego de la vida
Jóvenes con nuevos vientos
No hay que ver para crecer
Objetivo: llegar a la cima
Del laboratorio a la realidad
Matemática jugada
En honor a los bisabuelos
La originalidad como marca registrada
¿Quién fue San Valentín?
¡Andate al río!
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Volvió el carnaval
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Los hijos de Malvinas
Momento de hacer rancho aparte
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
¡Hacete cargo!
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Espacio de arte
Somos Folclore
Archivo Informes 2006
Participación joven
Desde las tablas, historias para explorar
Te doy una mano
Vacaciones con amigos
Fuga al verde
Cosquín siempre deja historias en la piel
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
Oficios por transmisión vertical
Compartir ideas para transformar la realidad
La red social de la mente que te jaquea
Primavera + Amigos
Zoolidarios
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Adrenalina sobre ruedas
TC 2000: Una fiesta a fondo
Una santafesina que vuelve al pago
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Carreras que rompen el molde
Abre Bienal
Trabajos en la www
Herederos del oficio de Moreno
Pateando piedritas por los caminos
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Sueños de Primera
Por amor al fútbol
Trabajo práctico: la crisis
Arte en el aire
Casa tomada por artistas
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
No te entiendo nada
Los equilibristas urbanos
Grandes logros, grandes ganadores
Clandestina, la comunidad del saber
El Centro de Artes Circenses en marcha
Tras los pasos de los hermanos Lumière
SIDA: lo importante es saber
Un plan B para la gripe A
Pasión por lo árabe
Estos son nuestros olímpicos
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Visiones de la realidad
Silencio: Búhos en la cancha
Cambio... afuera
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Capacitados para trabajar
Archivo Informes 2007
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA