Coraje, pasión y una pizca de locura
Ganas y pasión es lo que mueve el espíritu de los atletas como Mercedes Dumont, una nutricionista deportiva de 29 años oriunda de nuestra ciudad que participó de una de las carreras a pie más atrayentes del continente: el Columbia Cruce de los andes.
Dicho acontecimiento se celebra una vez por año y siempre con rutas diferentes. La edición del presente 2009 se realizo entre el 6 y el 8 de febrero y Mercedes nos cuenta sobre la experiencia vivida
.
 
..
Volver:
Objetivo: llegar a la cima
-¿Como te enteras de la carrera?
-“A mi me invitó una amiga de Buenos Aires, Eugenia Candal, que es periodista deportiva y también jugaba conmigo al voley; ella participó de la carrera el año previo por lo que cada día que ibamos a práctica de voley lo que más hacía era contarme de aquella experiencia que había vivido y me iba motivando a que me sume y la hagamos. La carrera se hace en equipos de a dos, y así fue como se empezó a planificar para hacerla juntas.”

-¿Tuvieron que hacer algún tipo de preparación especial?
-“Tuvimos que hacer una preparación bastante intensa porque es duro el recorrido y son largas las distancias. No tenés tiempo de recuperarte de un día al otro. Aparte no es todo camino de montaña, también hay que escalar y tenés caminos bastante pesados. Encima yo venia de una lesión de rodilla un año antes y empecé un poco tarde a entrenarme. Pero más allá de lo físico, pasa mucho por la cabeza. Antes de empezar la carrera me dijeron una frase que me acompañó todo el tiempo “Empezás con las piernas y terminás con la cabeza”. Y es así. Lo bueno es que se corre en equipo, entonces te vas apoyando mutuamente. Si fuese solo es otra historia, otra carrera.”

-Tengo entendido que son mas o menos 30 kilómetros por día...
-El primer día fueron 38 kilómetros y el segundo, 27. Ya el tercero arrastrábamos el cansancio de eso, corríamos con las piernas doloridas y había que hacerse fuerte de la cabeza. Ese día fueron 38 de nuevo, llegando a los 1600 metros de altura en el Lanín para terminar del lado chileno luego de paso Tromen. Fueron más de cien kilómetros en total.

-¿Cuántas horas eran por día?
-El primer día nos llevó un tiempo de 8 horas, salimos a las 7 de la mañana para no llegar tan tarde al campamento. El segundo lo hicimos en 4 horas y el tercero en casi 9.

-¿Cuanto tiempo antes empezaron a entrenarse?
-“Empecé más o menos en agosto del 2008, cada vez a correr un poco más. Fueron en total 6 meses de entrenamiento de carrera y en el gimnasio.”

-¿Cómo es la organización del evento?¿cómo te inscribís?¿el viaje lo haces solo, te llevan ellos, como es?
-“La organización es del Club de Corredores que tiene una sede en Buenos Aires. La mayor difusión es por la página web, o newsletter que mandan. A través de esa vía te anotás y lo tenés que hacer el día que abre la inscripción (ocho meses antes) porque después ya no hay cupo.

Con el paso del tiempo te van actualizando la información del recorrido, los costos y logística de la carrera. En cuanto al viaje, la organización en general ofrece paquetes de traslado y alojamiento, pero la mayoría lo hace por su cuenta.

En los días de la carrera en sí, cada equipo organiza sus cosas en un container que la organización te traslada de campamento a campamento y luego al final desde Chile hasta el lugar de la largada, que en este caso fue en San Martín de Los Andes.

- ¿Qué es lo que llevaban en la mochila?
-“Se lleva todo lo que es obligatorio como el botiquín, la manta de supervivencia y abrigo. Después teníamos comida como barra de cereales, frutos secos, bananas y el agua. Obvio, también la cámara de fotos. El último día nos dimos un susto, porque pasamos un arroyo y pensamos que teníamos suficiente agua entonces seguimos de largo y resulta que no teníamos tanto, apenas dos sorbitos, así que llegamos al siguiente arroyo bastante justas de agua, teniendo en cuenta que la hidratación es fundamental.

-¿Las rutas están marcadas o se manejan con un mapa?
-“Sí, ponen cada un metro mas o menos, una cintita blanca y vos tenés que seguirla. Hay que prestar atención porque sino te perdés, pero está bastante bien señalizado.

-¿Los campamentos como eran?
-“La carrera es mucho más que 100 kilómetros y el desafío de llegar. Todo lo que conforma esta experiencia es increíble. Los campamentos son impresionantes porque encontrás gente de todo el mundo que tiene la misma locura que uno y compartís vivencias, historias y momentos. Además, las dos noches de campamento se realizó una reunión con toda la gente en donde te contaban los detalles del día que venía y te mostraban el video de esa jornada. Muy lindo eso, muy emocionante porque perdes dimensión de todo el trayecto que recorriste, así que revivirlo es increíble”.

También la vida en el campamento es peculiar. Tiene su folklore. Estás cansado, son dos días de bañarte –en realidad lavarte- en un lago congelado, pero donde disfrutás de ese ambiente en el que sociabilizas con gente que está en la misma. Y en la carrera, por supuesto que están los que van a competir y que no les importa nada. Van a correr y parece que van saltando por todos lados, piedras, rocas, todo. En nuestro caso, el objetivo era hacerla y ver el paisaje, parar a sacar fotos, disfrutar, y llegar.

Después tenés el post cruce, porque no es que termina la carrera y ya está. En los días posteriores te ponés a ver la clasificación, las fotos, te quedas muy enganchado en el atletismo.”

-¿Y cómo haces para quedar integrada al mundo del atletismo?
-“Cada vez vamos conociendo más sitios de Internet, competencias y gente del ambiente y continuamos haciendo diferentes carreras. Nosotras mismas buscamos cómo integrarnos y ahora vamos por más”.
-¿Lo volverías a hacer?
-“Sí, el año que viene se vuelve a hacer”- asevera y ríe.

Amor a la camiseta
Probar suerte y vivir del deporte
Encontraron una puerta abierta
Deseos compartidos
Alternativas para tratar de estar mejor
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Colores para decir cosas
Verano en la city costera
Paintball, el juego de la guerra
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Los tips del verano
Drogas, de eso sí se habla
Donde hay violencia no hay amor
Suban El PoTe... ¡grabando!
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Antes de la música, los lutieres
Jóvenes mundiales
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
¡No olvides tu desayuno!
Santafecine
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
e-candidatos en Santa Fe
Vidas atravesadas por el arte
Que no te gane el miedo
¿Qué estás leyendo?
En julio también hay carnaval
Scouts: el gran juego de la vida
Jóvenes con nuevos vientos
No hay que ver para crecer
Objetivo: llegar a la cima
Del laboratorio a la realidad
Matemática jugada
En honor a los bisabuelos
La originalidad como marca registrada
¿Quién fue San Valentín?
¡Andate al río!
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Volvió el carnaval
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Los hijos de Malvinas
Momento de hacer rancho aparte
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
¡Hacete cargo!
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Espacio de arte
Somos Folclore
Archivo Informes 2006
Participación joven
Desde las tablas, historias para explorar
Te doy una mano
Vacaciones con amigos
Fuga al verde
Cosquín siempre deja historias en la piel
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
Oficios por transmisión vertical
Compartir ideas para transformar la realidad
La red social de la mente que te jaquea
Primavera + Amigos
Zoolidarios
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Adrenalina sobre ruedas
TC 2000: Una fiesta a fondo
Una santafesina que vuelve al pago
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Carreras que rompen el molde
Abre Bienal
Trabajos en la www
Herederos del oficio de Moreno
Pateando piedritas por los caminos
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Sueños de Primera
Por amor al fútbol
Trabajo práctico: la crisis
Arte en el aire
Casa tomada por artistas
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
No te entiendo nada
Los equilibristas urbanos
Grandes logros, grandes ganadores
Clandestina, la comunidad del saber
El Centro de Artes Circenses en marcha
Tras los pasos de los hermanos Lumière
SIDA: lo importante es saber
Un plan B para la gripe A
Pasión por lo árabe
Estos son nuestros olímpicos
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Visiones de la realidad
Silencio: Búhos en la cancha
Cambio... afuera
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Capacitados para trabajar
Archivo Informes 2007
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA