Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
Se conectan por la red, pero además se reúnen para charlar sobre la comunidad, las novedades y un poco de la vida. Cuatro santafesinos nos relatan cómo surgió, qué es toda esta movida y cómo sigue.
 
Notas relacionadas:
Escalafones en Taringa!
Más que un laburo
Seguridad en las redes sociales

El fenómeno de las redes sociales, producto de la inserción de la tecnología a la vida cotidiana, trasciende los límites razonables. El Fotolog, el Facebook, Hi 5, My Space, son algunas de las páginas soporte de esta nueva forma de establecer relaciones. Galería de fotos taringuera 

Taringa! rompe el esquema. No viene de Estados Unidos, es “made in” Argentina, no sirve para subir fotitos solamente, no hay choluleo ni FFs. Es una comunidad virtual, y como tal, todos los usuarios tienen la posibilidad de compartir entre ellos los contenidos que les parecen interesantes a cada uno generando un clima de camaradería que traspasa el mundo virtual y se atreve al contacto “cara a cara”. 

Pablo Quintana, Jairo Mio, Fabricio Alarcón y Sebastián Farias son cuatro de los integrantes de esta comunidad que ya supera los dos millones de suscriptos y se acercaron hasta O sea para contar qué significa para ellos ser taringueros y por qué eligieron ser parte de esta comunidad y no de otra.   


Qué es Taringa! 

En el “Prólogo para abuelas” del libro taringuero que salió hace unos meses, definen el sitio como “una comunidad de Internet... una página a la que diariamente acuden miles de personas para publicar cosas, para ver cosas que publicaron otros y para comentar... compartir es el verbo que mejor define a lo que sucede en Taringa!”. 

En palabras de los entrevistados: “Taringa! es una red social, donde los usuarios suben links de diferentes contenidos, pueden ser información en general, una película, un video, música, juegos, etc. Taringa no es ilegal porque no aloja contenidos propios, o sea, no está protegida por copy right”. En otras palabras, “no aloja contenido, solamente muestra el link del material”. 

A pesar de haber varias páginas donde se pueden hacer intercambios parecidos, ellos eligieron Taringa! “nosotros no esperamos conocer gente y eso es por ahí lo que la gente busca de una red social, conocer gente, pasar de lo virtual a lo físico en algún momento, agregar gente, hablar, etc.”. Y aclaran que “el Fotolog solamente es para mostrar la foto del día, mostrar la foto del perro, del gato y ya está, no compartir nada más que tu cara. Esto -Taringa!- une por la gran variedad de contenidos que hay en el sitio”. 

El espíritu del taringuero se renueva día a día, amén de los nuevos contenidos que se encuentran en la página, obviamente depositados por otro usuario.“Un taringuero es un usuario de Taringa!, esta definición es muy básica, pero es eso. Es la sensación de cada día prender la computadora y entrar a ver qué contenidos nuevos hay disponibles, qué te puede interesar, seguir tus post a ver si alguien los comentó o si alguien necesita ayuda”. 

Las juntadas 

Pablo, Jairo, Fabricio y Sebastián son integrantes de la comunidad taringuera y protagonistas de, según ellos, “las mejores reuniones del país”. Algunos de la vecina ciudad de Paraná, otros de acá, empezaron a organizar los encuentros desde el 2006, para conocer a aquellos con los que comparten sus gustos a través del sitio. 

Pablo nos cuenta que “a partir del 2006/07 se empezaron a hacer juntadas a nivel nacional. Acá en Santa Fe y en Entre Ríos, no se hacía nada. A través del buscador de la pagina busqué los mail de gente de ambas ciudades y le mandé mails para ver qué les parecía organizar una comida. La primera vez que la hicimos éramos apenas ocho”. 

A modo de chicana hacia otras organizaciones e inflando el pecho ante sus exitosos encuentros nos relata en qué consiste una convocación taringuera del litoral: “En el común de la juntada, se come algo. En otros lugares por ahí no les da el cuero para hacerse un asado, nosotros marcamos la diferencia porque organizamos un asado con partido de fútbol y barril. En otro lado se encuentran en un bar, piden una pizza, toman una cerveza y eso es todo. Nosotros buscamos un lugar donde se puede jugar a la pelota, donde se pueda cocinar y pasar toda la jornada entera, no un rato nomás”. 

Cuando las cosas se ponen interesantes, no escatiman tiempo: “Una vez hicimos una de más de 24 horas, nos quedamos a dormir en un camping y la terminamos al día siguiente. Pero siempre le intentamos poner un poco más de onda, llamarnos y coordinar con la gente de Paraná, fijarnos quiénes son los nuevos, los conocidos, etc.”. 

Casi sin pasar por la puerta por ‘el agrande”, rematan la historia asumiendo que “implica más que cuatro locos en un bar, pero bueno, por eso salen mejor y dentro de la página los propios dueños dicen que las mejores juntadas son las de acá, las que le ponen más onda”.
Amor a la camiseta
Probar suerte y vivir del deporte
Encontraron una puerta abierta
Deseos compartidos
Alternativas para tratar de estar mejor
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Colores para decir cosas
Verano en la city costera
Paintball, el juego de la guerra
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Los tips del verano
Drogas, de eso sí se habla
Donde hay violencia no hay amor
Suban El PoTe... ¡grabando!
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Antes de la música, los lutieres
Jóvenes mundiales
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
¡No olvides tu desayuno!
Santafecine
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
e-candidatos en Santa Fe
Vidas atravesadas por el arte
Que no te gane el miedo
¿Qué estás leyendo?
En julio también hay carnaval
Scouts: el gran juego de la vida
Jóvenes con nuevos vientos
No hay que ver para crecer
Objetivo: llegar a la cima
Del laboratorio a la realidad
Matemática jugada
En honor a los bisabuelos
La originalidad como marca registrada
¿Quién fue San Valentín?
¡Andate al río!
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Volvió el carnaval
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Los hijos de Malvinas
Momento de hacer rancho aparte
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
¡Hacete cargo!
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Espacio de arte
Somos Folclore
Archivo Informes 2006
Participación joven
Desde las tablas, historias para explorar
Te doy una mano
Vacaciones con amigos
Fuga al verde
Cosquín siempre deja historias en la piel
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
Oficios por transmisión vertical
Compartir ideas para transformar la realidad
La red social de la mente que te jaquea
Primavera + Amigos
Zoolidarios
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Adrenalina sobre ruedas
TC 2000: Una fiesta a fondo
Una santafesina que vuelve al pago
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Carreras que rompen el molde
Abre Bienal
Trabajos en la www
Herederos del oficio de Moreno
Pateando piedritas por los caminos
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Sueños de Primera
Por amor al fútbol
Trabajo práctico: la crisis
Arte en el aire
Casa tomada por artistas
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
No te entiendo nada
Los equilibristas urbanos
Grandes logros, grandes ganadores
Clandestina, la comunidad del saber
El Centro de Artes Circenses en marcha
Tras los pasos de los hermanos Lumière
SIDA: lo importante es saber
Un plan B para la gripe A
Pasión por lo árabe
Estos son nuestros olímpicos
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Visiones de la realidad
Silencio: Búhos en la cancha
Cambio... afuera
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Capacitados para trabajar
Archivo Informes 2007
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA