En honor a los bisabuelos
La idea de que la Argentina está conformada por un crisol de culturas, provenientes muchas de ellas de Europa, es algo ya instalado en todos nosotros. En una misma familia se mezclan españoles, italianos, alemanes e ingleses y también están aquellos que son 100% argentinos. Hoy proponemos que conozcas a chicos que viven sus orígenes con un compromiso mayor que el de portar el apellido y tener que explicar cada tanto cómo se escribe.
 
Notas relacionadas:
La Panoya, al rescate de la tradición asturiana
Polacos: el wicinanky y la pisanka
Trámites para obtener la ciudadanía
Muchas zonas del país tienen colonias de descendientes europeos y en ellas se pueden conocer usos y costumbres de hace siglos que hasta hoy se mantienen casi intactas. Santa Fe tiene la característica de mezclar en una misma ciudad raíces totalmente distintas y fusionarlas en un argentino 100 % que tiene un poco de todo. Cada uno siente el llamado interior que lo acerca hacia unos u otros y que no tiene explicación. 

Pero estan también quienes sienten marcada a fuego la misión, el legado, la necesidad de mantener viva esa raíz. Porque muchos ya son hijos de quienes escuchaban a sus abuelos hablar con acento raro y escuchan historias desde chiquitos. 

María Eugenia Simón Raigada es un ejemplo de los multiculturales en los que a pesar de la mixtura tira uno más que otro. “Tengo descendencia de todos lados, española, suizo, francesa, pero la más cercana y fuerte es la descendencia española, de mi abuelo puntualmente. Él falleció joven, mi mamá no lo conoció pero entre sus hijos siempre se mantuvo la idea de conocer las tierras de sus padres, o las familias que habían quedado en España. Siempre se mantuvo muy viva esa cuestión de transmitir, mi mamá participaba de bailes típicos y soñó con comunicarse con la familia de España, y un 12 de octubre llegó ese momento. Esas ganas de continuar con las tradiciones llegaron a mí, por eso decidí integrarme a la comunidad Castellana. Actualmente somos 30 jóvenes, pero los descendientes en total son aprox. 400 personas” 

Para Alejandra Sáez Durán fue un proceso inverso, ella movió a su familia a recuperar las raíces. “Yo también tengo descendencia italiana, pero depende de lo más fuerte que tenga la familia, es eso lo que te lleva a querer formar parte de una comunidad, porque allí encontrás chicos iguales que vos, sus familias mantienen las mismas costumbres, las mismas comidas, reproducen palabras muy autóctonas del mallorquín, entonces te vas identificando con otros jóvenes y el grupo se une y es lo que te impulsa a realizar actividades para mantener tu cultura. En mi familia soy la primera en formar parte de una Comunidad Balear, la promotora de, es decir, que las tradiciones se mantenían pero principalmente seno familiar”. 

El gancho de las artes 

Lo que intentamos es mantener vivas las raíces” dice Arelys Stachuza que es descendiente de polacos. “Con el ballet tenemos salidas y presentaciones pero además son parte de otras actividades. Hacemos artesanías para presentar en la Fiesta de las Colectividades que son parte de la tradición polaca; los típicos son los Wycinanki que son figuras de papel recortadas y Pisanka que se trata del trabajo artesanal de huevos pintados a mano”. 

MARIO LOPEZ (h) tiene raíces africanas y mamó de chiquito el gusto de su madre por los tambores y el bichito por sus orígenes le picó a través de la música. “Me acuerdo de chiquito que la veía a mi mamá y escuchaba esa música, empecé como jugando y de a poco fui logrando ritmo pero con mucho de autodidacta. Después llegué a hacer un viaje al Uruguay donde tomé clases de candombe que es lo que más me gusta tocar”. 

Pero no todo es música y bailes, la difusión de la literatura es otro de los desafíos que convocan a estos inquietos espíritus. Arelys remarca que Polonia ha dado grandes Premios Nobeles de Literatura y escritorios reconocidos. Recuerda que una de las actividades que organiza junto a otros descendientes polacos son los Cafés Literarios que se organizan en Dom Polski. “Hay un grupo de jóvenes que trabajan para organizar estos cafés. Invitar artistas, presentarlos, es parte de una tarea que se realiza en nuestra entidad”. 

Sin darnos cuenta en nuestro habla incorporamos muchas palabras y expresiones venidas en barco, mantenemos sin saberlo costumbres que se originan en otros países y degustamos comidas típicas, algunas “argentinizadas” que tiempo atrás se aprendían de los abuelos. Hoy, mientras algunos buscan su futuro en la tierra de sus bisabuelos, mientras otros miran esas tierras con ansias, hay un grupo más numeroso de lo que imaginás dándole vida cada día a esas costumbres para mantener viva la herencia y la historia. 

Si este informe hizo que te picara el bichito de tu origen, preguntale a tus viejos o a tus abuelos y empezá hoy a buscar la explicación al por qué se te eriza la piel al escuchar una polca, una zarzuela, una tarantela o al comerte un buen sándwich hecho con una “baguette”.
Amor a la camiseta
Probar suerte y vivir del deporte
Encontraron una puerta abierta
Deseos compartidos
Alternativas para tratar de estar mejor
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Colores para decir cosas
Verano en la city costera
Paintball, el juego de la guerra
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Los tips del verano
Drogas, de eso sí se habla
Donde hay violencia no hay amor
Suban El PoTe... ¡grabando!
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Antes de la música, los lutieres
Jóvenes mundiales
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
¡No olvides tu desayuno!
Santafecine
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
e-candidatos en Santa Fe
Vidas atravesadas por el arte
Que no te gane el miedo
¿Qué estás leyendo?
En julio también hay carnaval
Scouts: el gran juego de la vida
Jóvenes con nuevos vientos
No hay que ver para crecer
Objetivo: llegar a la cima
Del laboratorio a la realidad
Matemática jugada
En honor a los bisabuelos
La originalidad como marca registrada
¿Quién fue San Valentín?
¡Andate al río!
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Volvió el carnaval
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Los hijos de Malvinas
Momento de hacer rancho aparte
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
¡Hacete cargo!
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Espacio de arte
Somos Folclore
Archivo Informes 2006
Participación joven
Desde las tablas, historias para explorar
Te doy una mano
Vacaciones con amigos
Fuga al verde
Cosquín siempre deja historias en la piel
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
Oficios por transmisión vertical
Compartir ideas para transformar la realidad
La red social de la mente que te jaquea
Primavera + Amigos
Zoolidarios
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Adrenalina sobre ruedas
TC 2000: Una fiesta a fondo
Una santafesina que vuelve al pago
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Carreras que rompen el molde
Abre Bienal
Trabajos en la www
Herederos del oficio de Moreno
Pateando piedritas por los caminos
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Sueños de Primera
Por amor al fútbol
Trabajo práctico: la crisis
Arte en el aire
Casa tomada por artistas
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
No te entiendo nada
Los equilibristas urbanos
Grandes logros, grandes ganadores
Clandestina, la comunidad del saber
El Centro de Artes Circenses en marcha
Tras los pasos de los hermanos Lumière
SIDA: lo importante es saber
Un plan B para la gripe A
Pasión por lo árabe
Estos son nuestros olímpicos
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Visiones de la realidad
Silencio: Búhos en la cancha
Cambio... afuera
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Capacitados para trabajar
Archivo Informes 2007
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA