Drogas, de eso sí se habla
Alumnos y ex alumnos de la escuela Macagno formaron un grupo para ayudar a otros jóvenes a no caer en la drogadicción. Se capacitan, participan de congresos y charlan con sus pares para concientizarlos. El proyecto ya tiene 11 años.
 
Notas relacionadas:
¿Qué es Cpaca?
Cómo contactarse con Cpaca
Una de las mayores, con más experiencias
La experiencia de dos quinceañeras
“Hoy en día los chicos le perdieron el miedo a las drogas. No le temen a ninguna. Es aceptado por la sociedad, porque uno acepta que un chico tome, hasta hay padres que lo aceptan”. La sentencia pertenece a una adolescente de 15 años de nuestra ciudad. Se llama Rocío Marcón y es una de los 30 jóvenes que decidieron participar este año del grupo de alumnos y ex alumnos de la escuela Macagno en charlas con sus pares de otras escuelas e instituciones en busca de prevenir la drogadicción. 

Dedican sus horas de ocio, esas que otros aprovechan para interactuar en las redes sociales frente a la computadora, en capacitarse y estudiar cómo llegar mejor en su acercamiento a sus pares, otros jóvenes que hoy sufren la drogadependencia. 

“Recuerdo, cuando fuimos a una charla en (la localidad de) Avellaneda, que una chica se me acercó y me dijo: ’Yo fumo marihuana porque me calma’. Está tan aceptado que llegan a decir eso. Te hace mal, y no se dan cuenta. Aparte, siendo tan chicos, con 16 años”, relata Micaela Roggero, que también tiene 15 años y es compañera de Rocío. 
;


Por este motivo es que estos alumnos de la Macagno decidieron un día forjar el proyecto que hoy ya tiene 11 años de vida y muchos frutos y satisfacciones. “Cuando uno sale de dar una charla en un colegio se va preguntándose si aportó algo, pero a la larga uno ve que da frutos. En muchos colegios se formaron grupos internos que fueron inspirados por nosotros. Vamos con la idea de plantar una semillita. Volver a recuperar los lazos permanentes. Cuando el lazo de la familia está roto es necesario reconstruir por otro lado ese lazo, y ese lugar es el colegio”, cuenta Cecilia Ninin (21), una de las más experimentadas integrantes que comenzó como alumna y hoy continúa como egresada. 

Año tras año el proyecto fue creciendo y se fue adaptando a la realidad. “El objetivo es el mismo de siempre: seguir trabajando en los colegios, con los chicos, generando lazos para que encuentren un ámbito en el cual poder hablar de todos estos temas que a nosotros nos interesan. Es decir, hacer prevención. Detectar los casos de drogadependencia y poder derivarlos”, continúa Cecilia. 

¿Y cuál creés que es la “nueva realidad”? 

Un cambio importante es la edad de los chicos a quienes nos dirigimos. Empezamos con chicos relativamente grandes, a partir de los 16 años en adelante, y hoy estamos frente a cursos de chicos que tienen hasta 10 años. La manera de trabajar es distinta según sus edades. 

¿Cuánto conocen los chicos del daño que se hacen cuando se drogan? 

Generalmente los chicos tienen más información que la que nosotros pensamos. Saben cómo utilizarla, qué produce, pero no son concientes del daño irreversible que les ocasiona. 

¿Cómo se los encara? 

Intentamos llevar chicos de la misma edad que a quienes nos dirigimos. Que se sientan cómodos al hablar con alguien de su misma edad, como si fuese una especie de conversación con un amigo. Sabemos que los adolescentes son bastante rebeldes, cerrados, pero a medida que van viendo que vamos con buena onda, que no vamos a juzgarlos, que vamos a escucharlos y a tratar de generar ese espacio de confianza, se van largando y nos cuentan sus cosas, sus experiencias, se sacan las dudas y es lo que realmente nosotros buscamos. 

¿Qué hacés cuando te encontrás a un chico drogándose?

Es una sensación complicada. El Estado no nos da muchas herramientas para poder actuar en ese momento. Generalmente pasamos por al lado y no decimos nada, alguno puede llegar a hacer una llamada al 911, pero es muy común ver tirado a alguien en la esquina de tu casa fumándose un pórro, y generalmente no hacés nada, porque tampoco podés hablar con esa persona porque no se encuentra en sus cabales y genera una situación peligrosa.

¿Y qué tiene que hace una persona que se encuentra con esa realidad?

Lo ideal es llamar al 911. Muchas personas no lo hacen por temor, o porque no les interesa o prefieren no meterse, que es un gran lema de esta sociedad.

El interrogante último es por qué los chicos de la Macagno decidieron sumarse en este proyecto y no dedicar el tiempo a otra cosa. “Por el amor al otro. Porque tiene que ver con lo que querés llegar a ser cuando seas grande. Ayudar es lo mejor que podés hacer”, afirma Rocío Marcón. “Yo me acerqué por querer ayudar a alguien. Es lindo ver que podés ayudar a una persona”, refuerza en el mismo sentido Micaela Roggero. Y Cecilia Ninin sintetiza: “Hace 11 años comenzó como un simple proyecto de colegio y hoy tiene que ver con un compromiso social personal. Es decir, ver una realidad y no quedarme sentada en mi casa escandalizándome, como, por ejemplo, hacen mis abuelas o mis padres; sino hacer algo por esas generaciones que vienen atrás que se están perdiendo por un flagelo tan grave como es la drogadependencia, al que todo el mundo hace caso omiso y nadie le da importancia”.





Amor a la camiseta
Probar suerte y vivir del deporte
Encontraron una puerta abierta
Deseos compartidos
Alternativas para tratar de estar mejor
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Colores para decir cosas
Verano en la city costera
Paintball, el juego de la guerra
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Los tips del verano
Drogas, de eso sí se habla
Donde hay violencia no hay amor
Suban El PoTe... ¡grabando!
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Antes de la música, los lutieres
Jóvenes mundiales
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
¡No olvides tu desayuno!
Santafecine
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
e-candidatos en Santa Fe
Vidas atravesadas por el arte
Que no te gane el miedo
¿Qué estás leyendo?
En julio también hay carnaval
Scouts: el gran juego de la vida
Jóvenes con nuevos vientos
No hay que ver para crecer
Objetivo: llegar a la cima
Del laboratorio a la realidad
Matemática jugada
En honor a los bisabuelos
La originalidad como marca registrada
¿Quién fue San Valentín?
¡Andate al río!
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Volvió el carnaval
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Los hijos de Malvinas
Momento de hacer rancho aparte
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
¡Hacete cargo!
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Espacio de arte
Somos Folclore
Archivo Informes 2006
Participación joven
Desde las tablas, historias para explorar
Te doy una mano
Vacaciones con amigos
Fuga al verde
Cosquín siempre deja historias en la piel
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
Oficios por transmisión vertical
Compartir ideas para transformar la realidad
La red social de la mente que te jaquea
Primavera + Amigos
Zoolidarios
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Adrenalina sobre ruedas
TC 2000: Una fiesta a fondo
Una santafesina que vuelve al pago
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Carreras que rompen el molde
Abre Bienal
Trabajos en la www
Herederos del oficio de Moreno
Pateando piedritas por los caminos
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Sueños de Primera
Por amor al fútbol
Trabajo práctico: la crisis
Arte en el aire
Casa tomada por artistas
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
No te entiendo nada
Los equilibristas urbanos
Grandes logros, grandes ganadores
Clandestina, la comunidad del saber
El Centro de Artes Circenses en marcha
Tras los pasos de los hermanos Lumière
SIDA: lo importante es saber
Un plan B para la gripe A
Pasión por lo árabe
Estos son nuestros olímpicos
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Visiones de la realidad
Silencio: Búhos en la cancha
Cambio... afuera
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Capacitados para trabajar
Archivo Informes 2007
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA