Scouts: el gran juego de la vida
Son chicos y jóvenes que se dedican a aprender en valores ayudando a los demás. Se los reconoce porque usan una la particular vestimenta. Y disfrutan de campamentos y actividades al aire libre. Cómo son los scouts de Santa Fe.
 
El que los ve y no los conoce se puede preguntar quiénes son esos chicos “disfrazados” de niños exploradores, con bermudas, pañuelos y cantimploras, entre otros elementos, que van siempre juntos de un lado para el otro. No están disfrazados sino equipados con todo lo necesario para aprender en valores todo lo que sirva para contribuir a transformar la sociedad. Son los scouts.

Para Sebastián Bonacina, que tiene 18 años, el espacio de los scouts es “un lugar que no está contaminado por esta sociedad materialista y aprendés valores como el respeto, la caballerosidad y la entrega por los demás, que están muy despreciados hoy en día”.

Sebastián pertenece a un grupo scout de Santo Tomé. “Empecé cuando tenía 10 años, es decir, éste es mi octavo año. Lo hice porque me intrigó ver a unos chicos vestidos diferente, con el uniforme, entonces me interesó saber qué había detrás de esa vestimenta, qué hacían, por qué se llamaban así”, cuenta. “No lo tomo como un deporte o como una distracción, sino como una forma de vida, siendo que desde que hice mi promesa scout (ver grupos scouts) voy a ser uno de ellos para toda mi vida, sin importar donde esté, qué haga o de qué trabaje”.

Pepe Benaglia tiene 28 años y es scout desde que tiene uso de razón. “Empecé a mediados del año 1990, cuando tenía 7 años. Mi mamá vio un afiche y me anotó, después me avisó que el sábado tenía que ir a las actividades. Así que como casi todo el mundo, empecé de casualidad”, relata.

No hay otro igual

Con varios años de experiencia, Pepe puede afirmar que “el escultismo tiende a formar a los chicos en determinados valores, que una vez internalizados en la niñez y la adolescencia los van a acompañar toda su vida”. Y un ejemplo de ello es que “en el escultismo se vive siempre un clima de camaradería, tanto dentro de un grupo, como en la relación con scouts de otros grupos”, agrega. Ese es el punto: “Algunas de las cosas más importantes que te enseña el escultismo es a relacionarte con otras personas y a trabajar en equipo”.

“El Movimiento Scout, es un movimiento educativo para los niños y jóvenes, de carácter voluntario; es un movimiento no político, abierto a todos sin distinción de origen, raza o confesión religiosa, conforme a los fines y método tal como fueron ideados por su fundador Robert Baden Powell”, según detalla la Misión de los scouts de Argentina. “Tiene más de 30 millones de integrantes a lo largo de todo el mundo. No hay un movimiento que lo iguale. Quizás aquí no es muy reconocido”, dice Mónica Beatriz Patiño, que pertenece a los scouts de Santa Fe.

“El escultismo propone a través de leyes, principios y virtudes que tenemos que tratar de imitar, que todo lo que aprendemos lo apliquemos en nuestra vida cotidiana, en cada cosa que hacemos. Que sirvamos como ejemplo y referencia de que la juventud no está perdida y que si los locos somos cada vez más, podemos cambiar lo que no nos gusta de la sociedad”, explica Sebastián Bonacina.

En el escultismo a las mujeres que participan se las llama guías. Una de ellas es Mónica Beatriz Patiño, que empezó a los 11 años y tiene más de 30 años relacionada con el movimiento. “Hay mucha más gente, incluso más grande que yo, que permanece al movimiento. El punto es que este movimiento tiene un inicio y no acaba nunca. Es que se trata de un movimiento de educación que busca la formación integral de la persona, siempre estás en permanente oportunidad de crecer y de aprender. Entonces, ¿por qué estoy?, porque, la verdad, no puedo dejar de estar”, razona.

Aconfesionales

Según María Elena Marana (24 años), “en otros países el movimiento cuenta con un gran apoyo a los gobiernos locales”. Y agrega: “Estos grupos tienen un lugar muy importante, desde la ayuda a catástrofes hasta lograr su formación en temas específicos para que ellos den charlas en escuelas”.

A María Elena se le preguntó si para ser scout hay que pertenecer a una iglesia o corriente religiosa, ya que uno de los grupos de Santa Fe está vinculado a una parroquia. Y ella respondió: “No, nuestro movimiento es aconfesional, es abierto. Uno de los principios fundamentales de lo que llamamos elementos esenciales es intercultural y abierto a todas las religiones”.

“Es un movimiento de educación no formal que tiene su base en la psicología evolutiva”, describe María Elena con recursos teóricos. “Entonces, los chicos están agrupado en torno a esto, a sus edades y los objetivos propios a sus edades con una metodología muy particular, propia y original de este movimiento”.

—Mónica, ¿cuál es el requisito para ingresar a un grupo scout en Santa Fe?

—Se ingresa cuando se hace la promesa, es un compromiso libre, voluntario de asumir esta manera de vivir. Para nosotros el movimiento es el gran juego de la vida, es aprender a vivir, entre otras cosas, desde el juego, con una escala de valores que está dentro de la ley de la promesa, y son los que nos hacen mirar la vida y encarar la vida con esta particularidad.

Por su parte, María Elena aclara que “la promesa se realiza a partir de la rama caravana, con 10 años o más, una etapa en la que la persona empieza a identificar o entender qué es una promesa, comprometerse. Las más chicas reciben su pañuelo pero es un compromiso que hacen con el grupo, con la actividad, es recién a partir de las caravanas cuando recibe la promesa”.

Si después de conocer todas estas experiencias pensás que te puede interesar participar de alguno de los grupos scout de Santa Fe, contactate con ellos. Un mundo de experiencias, conocimientos y aventuras te espera. Y podés ayudar a los demás. Porque tendrás que estar “siempre listo”.
Amor a la camiseta
Probar suerte y vivir del deporte
Encontraron una puerta abierta
Deseos compartidos
Alternativas para tratar de estar mejor
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Colores para decir cosas
Verano en la city costera
Paintball, el juego de la guerra
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Los tips del verano
Drogas, de eso sí se habla
Donde hay violencia no hay amor
Suban El PoTe... ¡grabando!
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Antes de la música, los lutieres
Jóvenes mundiales
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
¡No olvides tu desayuno!
Santafecine
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
e-candidatos en Santa Fe
Vidas atravesadas por el arte
Que no te gane el miedo
¿Qué estás leyendo?
En julio también hay carnaval
Scouts: el gran juego de la vida
Jóvenes con nuevos vientos
No hay que ver para crecer
Objetivo: llegar a la cima
Del laboratorio a la realidad
Matemática jugada
En honor a los bisabuelos
La originalidad como marca registrada
¿Quién fue San Valentín?
¡Andate al río!
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Volvió el carnaval
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Los hijos de Malvinas
Momento de hacer rancho aparte
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
¡Hacete cargo!
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Espacio de arte
Somos Folclore
Archivo Informes 2006
Participación joven
Desde las tablas, historias para explorar
Te doy una mano
Vacaciones con amigos
Fuga al verde
Cosquín siempre deja historias en la piel
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
Oficios por transmisión vertical
Compartir ideas para transformar la realidad
La red social de la mente que te jaquea
Primavera + Amigos
Zoolidarios
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Adrenalina sobre ruedas
TC 2000: Una fiesta a fondo
Una santafesina que vuelve al pago
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Carreras que rompen el molde
Abre Bienal
Trabajos en la www
Herederos del oficio de Moreno
Pateando piedritas por los caminos
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Sueños de Primera
Por amor al fútbol
Trabajo práctico: la crisis
Arte en el aire
Casa tomada por artistas
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
No te entiendo nada
Los equilibristas urbanos
Grandes logros, grandes ganadores
Clandestina, la comunidad del saber
El Centro de Artes Circenses en marcha
Tras los pasos de los hermanos Lumière
SIDA: lo importante es saber
Un plan B para la gripe A
Pasión por lo árabe
Estos son nuestros olímpicos
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Visiones de la realidad
Silencio: Búhos en la cancha
Cambio... afuera
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Capacitados para trabajar
Archivo Informes 2007
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA