¡No olvides tu desayuno!
La primera comida del día. El momento ideal para incluir importantes alimentos. ¿Lo hacemos? Qué lugar ocupa el desayuno en nuestras vidas. ¿Somos conscientes de la importancia que tiene para poder “funcionar” el resto de la jornada?
 
Notas relacionadas:
¿Y vos qué desayunas?
“El desayuno podría considerarse como la comida sólida consumida antes de iniciar la jornada laboral o escolar. También podría definirse simplemente como la primera comida del día; sin embargo, ninguna de las dos definiciones dejan entrever la importancia que tiene dentro de la dieta total. Junto con la comida y la cena, el desayuno es también una buena fuente de energía y nutrientes; de hecho, está comprobado que sin el desayuno la alimentación difícilmente puede ser nutricionalmente correcta”, comenta Luciana Sozio, Técnica en nutrición.

Por su parte, y para reforzar esta idea, Gisela Pividori, que también se encuentra cursando la carrera nos comenta: “El desayuno es el ‘combustible’ fundamental para arrancar con pilas el día, para realizar adecuadamente nuestras tareas habituales, para estar ‘bien despiertos’ y con muchas energías durante todo el día. En cambio, un desayuno inadecuado, lleva a que nos encontremos cansados y debilitados durante todo el día, no funcionemos adecuadamente y nos lleve a comer de más y alimentos no saludables”.

Y entonces... ¿Por qué muchos jóvenes -y adultos también- llegan a la universidad o al trabajo con algunos mates o un cafecito negro sin darle importancia a esto?

“No sé si es que no le dan importancia sino que, por ejemplo, en el caso de los adultos, al haber mayores responsabilidades y obligaciones, muchas veces uno llega a centrarse única y exclusivamente en su trabajo, en dedicarle la mayoría del tiempo, y ‘se olvida de nutrirse’, por falta de ganas, por cansancio, por falta de tiempo. Llega a alimentarse, pero mal, se come lo que primero se encuentra en la heladera, que muchas veces no es comida sana y justamente ese alimento pasa a consumirse diariamente, cuando, en realidad, quizá sólo se lo tiene que ingerir algunas veces a la semana”, señala.

“Lo mismo pasa con los jóvenes que estudian. No todos, pero la mayoría, si tienen que cursar por la mañana se levantan 15 minutos antes, hacen todo a las apuradas, directamente no desayunan o lo hacen escasamente, con un café u otra infusión y con suerte algo más, y todo para dormir 5 minutos más. A veces se quedan hasta tarde haciendo algún trabajo o estudiando y se levantan con la hora justa para ir a cursar, en la mañana consumen facturas, o panificados refinados, que tienen gran cantidad de grasas saturadas -obviamente, comer una factura no aporta tantas grasas como comer cuatro-. Ahora bien, por desayunar así y luego a cierta hora almorzar, uno come más de lo que lo haría una persona que desayuna correctamente, con algún lácteo, frutas y algún pan integral. Todas estas cosas traen consecuencias en muchos aspectos, nutricionales, corporales, fisiológicos, sobre todo intelectual, esto lleva a que uno se sienta más cansado y debilitado durante el día y sin ganas de realizar las tareas habituales”, destaca Gisela, quien comenta que por su ritmo de vida, sus horas de cursado y sus estudios, muchas veces se ha encontrado en esta situación.

Desayuno saludable y en familia

La inclusión en la dieta de un desayuno diario y equilibrado, se ha asociado con un mayor rendimiento físico e intelectual y con una óptima ingesta de algunos nutrientes, contribuyendo a equilibrar la dieta, mejorando el aporte a las ingestas recomendadas y, en definitiva, previniendo o evitando deficiencias o excesos nutricionales. Además, ayuda a conseguir una correcta distribución de las calorías a lo largo del día y, de esta manera, al mantenimiento del peso.

“Los nuevos estilos de vida y la sensación de falta de tiempo han dado lugar a cambios en el modelo tradicional de distribución de las comidas y han afectado, sobre todo, al hábito del desayuno con una tendencia a realizar desayunos cada vez más ligeros e incluso a omitirlos. Además, incluso, entre las personas que desayunan habitualmente, el desayuno es, muchas veces, nutricionalmente poco satisfactorio, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo”, destaca Luciana, quien además para nuestra página web (osea.ellitoral.com) nos dejó unas muy buenas recomendaciones de cómo combinar alimentos para el desayuno.

“Es cierto, la vida actual es complicada, hay más responsabilidades, más trabajos fuera del hogar, más obligaciones, más estrés, por ende menos tiempo para hacer ejercicio, para el ocio, para cocinar, para ir al súper y elegir los alimentos adecuados, prepararlos y hasta algunas veces comer sentados con tranquilidad y darle el tiempo necesario, ya que algunos comen parados, haciendo cosas, porque el tiempo es mínimo”, señala Gisela, quien destaca también la importancia del desayuno en la familia y de empezar a acostumbrar a los más pequeños a desayunar. “Por ejemplo, en el caso de los padres, hoy en día ambos trabajan, ambos están fuera del hogar y muchas veces la alimentación de los hijos se ve comprometida si no hay alguien mayor que pueda estar con ellos, acompañarlos tanto en su alimentación como en sus tareas en general”.

Creando hábitos para ganar energía y salud

“Yo siempre digo: puedo dar consejos de lo que uno puede comer o de lo que debería comer. Pero también depende de la otra parte, de las ganas y dedicación que le ponga a ello la persona”, destaca Gisela.

“Hay otro realidad: el tiempo escasea, le dedicamos menos a nuestra alimentación y compramos todo en rotiserías o supermercados. Ahí está la clave: el saber seleccionar y elegir los alimentos que compramos y que ingerimos. Hoy en día hay infinidad de variedades de alimentos, tenemos un amplio panorama para elegir. Entran en juego gustos y costumbres, y también la parte económica, porque convengamos que en general la comida deficitaria nutricionalmente es más barata que aquella que tiene mayor variedad de nutrientes. Si no nos sabemos cuidar, nadie lo hará por nosotros”, comenta Gisela haciendo especial hincapié en que muchas veces un poco de creatividad y tiempo nos permite comer de buena manera.

“En la infancia y en la adolescencia, etapas de máximo crecimiento, el desayuno juega un papel decisivo en el óptimo desarrollo y crecimiento. En los adultos, permite mantener una dieta equilibrada y en las personas mayores, además de ser una comida apetecible y deseada, presenta la ventaja de incluir alimentos fáciles de conservar, preparar, masticar y digerir”, dice Luciana.

La infancia es el mejor momento para instaurar unos hábitos alimentarios correctos. El hábito del desayuno no debe perderse en la adolescencia ni en la etapa adulta y puede ser especialmente importante en las personas de edad avanzada. El desayuno debe ser planificado cuidadosamente en cualquier programación dietética dirigida a estos grupos de población.
Amor a la camiseta
Probar suerte y vivir del deporte
Encontraron una puerta abierta
Deseos compartidos
Alternativas para tratar de estar mejor
Compromisos de hoy para un mejor mañana
Colores para decir cosas
Verano en la city costera
Paintball, el juego de la guerra
Sembrando campitos de rugby en Santa Fe
Los tips del verano
Drogas, de eso sí se habla
Donde hay violencia no hay amor
Suban El PoTe... ¡grabando!
Dos de los jóvenes destacados en 2008 tienen la palabra
Antes de la música, los lutieres
Jóvenes mundiales
Una Actitud Solidaria, para acortar la brecha
¡No olvides tu desayuno!
Santafecine
Miles de santafesinos ya tienen su identidad digital
e-candidatos en Santa Fe
Vidas atravesadas por el arte
Que no te gane el miedo
¿Qué estás leyendo?
En julio también hay carnaval
Scouts: el gran juego de la vida
Jóvenes con nuevos vientos
No hay que ver para crecer
Objetivo: llegar a la cima
Del laboratorio a la realidad
Matemática jugada
En honor a los bisabuelos
La originalidad como marca registrada
¿Quién fue San Valentín?
¡Andate al río!
Cazá los brolis y terminá en la nocturna
Volvió el carnaval
Desarrolladores de videogames se juegan la vida desde Santa Fe
Los hijos de Malvinas
Momento de hacer rancho aparte
Juntadas taringueras: la tribu virtual cara a cara
¡Hacete cargo!
¿Cuál es tu blog?
O sea que somos amigos
ARCHIVOS ESPECIALES
Mi primera vez... debut sexual: crecer y que el momento llegue
¿Quién es Germina Campos?
Espacio de arte
Somos Folclore
Archivo Informes 2006
Participación joven
Desde las tablas, historias para explorar
Te doy una mano
Vacaciones con amigos
Fuga al verde
Cosquín siempre deja historias en la piel
Una verdadera movida gourmet se cocina en Santa Fe
Oficios por transmisión vertical
Compartir ideas para transformar la realidad
La red social de la mente que te jaquea
Primavera + Amigos
Zoolidarios
Y vos ¿cuánto sabés sobre el sida?
Adrenalina sobre ruedas
TC 2000: Una fiesta a fondo
Una santafesina que vuelve al pago
La peña de la play: ¡Cada uno lleva su joystick!
Carreras que rompen el molde
Abre Bienal
Trabajos en la www
Herederos del oficio de Moreno
Pateando piedritas por los caminos
Payamédicos en Santa Fe: ¡¡¡La risa es algo serio!!!
La pottermanía con sede propia en Santa Fe
Sueños de Primera
Por amor al fútbol
Trabajo práctico: la crisis
Arte en el aire
Casa tomada por artistas
Avanzada femenina: Cuando ellas juegan los deportes “de ellos”
No te entiendo nada
Los equilibristas urbanos
Grandes logros, grandes ganadores
Clandestina, la comunidad del saber
El Centro de Artes Circenses en marcha
Tras los pasos de los hermanos Lumière
SIDA: lo importante es saber
Un plan B para la gripe A
Pasión por lo árabe
Estos son nuestros olímpicos
Los mejores Info Centrales de O sea '10
Visiones de la realidad
Silencio: Búhos en la cancha
Cambio... afuera
Manga y Animé: Japón despierta pasiones
La mesa de los nuevos escritores santafesinos
Q' lqra cmo scribims!*
¡Cuidado que quema!
Puestos a punto
Capacitados para trabajar
Archivo Informes 2007
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA