La cuna de las canciones del futuro
Ignacio Andrés Amarillo iamarillo@ellitoral.com
La sala de ensayo es el lugar donde las bandas de rock ajustan su toque, su sonido y redondean sus nuevas creaciones. Con el tiempo, muchas logran equipar una sala propia, pero muchos artistas hace su trabajo en lugares de alquiler. O Sea explora hoy esas dos opciones.
 
Para la mayoría de las bandas de rock, disponer de una sala de ensayo propia, o “apropiada”, marca un salto en el proceso, ya que desde lo artístico permite trabajar más y mejor y desde lo “institucional” marca un salto en el funcionamiento del grupo, ya que habla de un una apuesta a la continuidad del proyecto.

Pero cuando la agrupación es muy nueva, especialmente si los miembros son jóvenes y poco equipados, el alquiler de una sala por horas es la mejor opción. Aquí, O Sea explora las ventajas y desventajas de ambos caminos.

Jugando de local

“Ensayar con tus propios equipos hace que además de la practica de ejecución puedas trabajar en el sonido de la banda, ecualización de los equipos (esto no solo para que cada uno suele mejor, sino para que los distintos instrumentos se integren de manera mas natural en la banda) y tener una referencia mas cercana a la situación de estar tocando en vivo”, sostiene Gonza-T, vocalista de Fonoceronte, quien tiene la sala de ensayo en su casa y la comparte con los juveniles Infusión Kamachui.

Y agrega: “No tener un reloj corriendo en cuenta regresiva para la finalización del ensayo permite desarrollarlo con mayor tranquilidad, aunque hay que tener cuidado de que esa situación no 'relaje' demasiado y produzca un uso no eficiente del tiempo. La sala propia también puede funcionar de 'oficina', para hacer las reuniones y planificación de trabajo del grupo. Además, al ser un lugar propio suele resultar menos complicado coordinar los horarios de ensayo ya que no se suma la variable de los horarios de disponibilidad de las salas por horas”.

Desde el punto de vista humano, el calvo vocalista destaca: “Las horas compartidas en un lugar propio también pueden servir de lubricante para las relaciones entre los integrantes de la banda, quienes no en todos los casos son amigos que comparten tiempo recreativo extra, y es un punto fundamental para el funcionamiento tanto musical como de gestión”.

Evaluando la conveniencia

Pero no todas son rosas en el camino de la sala propia: “El grupo debe tener estabilidad y predicciones de continuar trabajando. Firmar un contrato por dos años para alquilar una casa y separar la banda es económicamente muy poco conveniente. De no tener los instrumentos y equipos mínimos para poder desarrollar un ensayo, puede ser más adecuado hacerlo en una sala por horas hasta poder equiparse”, afirma Gonza-T. “Tener un lugar propio tiene obligaciones, como cuidar los horarios, mantener la estructura de insonorización, adecuar la instalación eléctrica para el funcionamiento de los equipos, mantener la higiene del lugar y tener conductas compatibles para la convivencia. De no estar dispuesto a manejar estos puntos, puede no ser recomendable meterse en un proyecto así”.

También hay una variable económica: “Si la periodicidad de ensayos del grupo es baja, posiblemente sea un mal negocio tener una sala propia, una banda que tiene una cantidad de ensayos menor a dos veces a la semana puede encontrar mejores opciones económicas en salas por hora”.

Lugar de puertas abiertas

Daniel Maffioli es baterista y cantante, integrante de varios proyectos musicales (entre ellos el tributo beatle The Mersey). Él también tiene una sala en su casa, pero paulatinamente la fue convirtiendo en La Galería del Rock, un espacio de alquiler, con un precio bastante módico.
“Esta sala no es como un estudio, está en mi casa. La fui empezando con bandas amigas. La fui equipando: ahora tengo una batería, un equipo de guitarra, una consola con cajas, equipo de bajo; tengo aire acondicionado. La tengo hace nueve años. El precio lo tengo en 20 pesos la hora; generalmente la doy por turnos de dos horas”, afirma el propietario.

Sobre la afluencia de bandas en su espacio, relata: “La verdad bajó bastante de lo que fue a principios de año: ahora están volviendo. Las que puedo llegar a recibir son como unas 12, 15 bandas. Trabajo a la tarde, y suelo meter unas tres bandas por día. A la mañana son las menos. Había una época en que laburaba hasta los domingos, empezaba a las dos de la tarde. Después corté los domingos, el sábado tengo dos de mis bandas: en total tengo cinco, algunas hace años y otras que las armo, como tributos y cosas así”.

Sobre el modo de relacionarse con los interesados, cuenta Daniel: “Cuando no conozco a la persona, más ahora con el tema de Internet (la sala está en un sitio), me manejo por el comentario, y si no los conozco les digo que vengan a verla y ahí recién puedo hablar con la persona, como es mi casa. Y si no pueden venir, y me sacan de viernes para martes les pido un adelanto, porque muchas veces me dejan pagando y yo no sé ni quién es. Entonces les pido adelanto para que se comprometan”.

Justamente lo que se busca es el compromiso: “Generalmente cuando doy los turnos no los muevo: yo veo que la banda me cumple y eso es lo que yo quiero. Entonces si la banda viene aunque sea una vez por semana yo se lo guardo. Y si saben que van a faltar que me avisen”.

Claves para el buen funcionamiento

Hay puntos importantes a tener en cuenta a la hora de instalar y mantener una sala de ensayo (tanto para el uso propio como para un fin comercial), a saber:

1- La insonorización debe ser adecuada, para poder convivir con los vecinos de la locación. Además de los productos industriales hay maneras de construir una sala con elementos mas económicos si se hace la planificación adecuada y se está dispuesto a “arremangarse”.

2- Cualquier lugar de trabajo debe tener unos mínimos estándares de higiene, tanto para hacer agradable la estadía en el lugar como para la correcta conservación de la estructura de insonorización y de los amplificadores e instrumentos musicales. Por ejemplo, el humo del cigarrillo puede hacer inhabitable este ámbito cerrado y ser perjudicial para la electrónica de los equipos.

3- La elección de una casa que posea una habitación adecuada tanto en tamaño (los métodos de insonorización reducen un poco el perímetro) como en ubicación con respecto a los vecinos: no es lo mismo tener una pared que dé al patio o el garage de un vecino que a un dormitorio.
Celebrando una década de rock
Animals llega al Cultural
Medula en un buen arranque
Hora de arrancar
Una carta para un CD
O.J.O se presenta un gran CD
Sonidos disperos y concentrados con Mo Blues
Nació la Federación Argentina de Músicos Independientes
Los Cafres y Vicentico gratis en la Costanera
¿A dónde están las palmas Gualeguaychú?
Kamalote abre el 2010 de la Santareggaefest
Ovejas: Una revelación en polleras
Gol de Chancho, primer premio y disco en puerta
Vera Spinetta y Hernán Jacinto en Santa Fe
Abre en primera persona
Con la música en casa
Cadena se presentó en Santa Fe
The Mersey: tributo a la magia
Este RIO promete sonar a fondo
Jazz Spring Break! a moverse!
CHACO: Búsqueda constante
Gol de Chancho: fecha y disco
No les tiembla el pulso en el Municipal
Contragolpe: Punk-rock con nuevo Sello
Andando un camino por los mundos
Badú: el Pop en su Naturaleza
Desde otro ángulo: Emiliano Gaspoz
Un buen tributo
Poquet Awards 09: Premiando a los de acá
Carneviva Unplugged
La cuna de las canciones del futuro
Los temas del otro lado
Muerto En Pogo "Todavía sirve"
Pasamanos festeja sus 25 años
Reencuentro con un espíritu elevado
Un Deluxe para McCartney
Manga está creyendo en su fuerza
Gol de Chancho acústico
Llega Pez a Santa Fe
La magia del jazz en Rosario
Más Rock en la Playa
Noche de blues en Santa Fe
Astro Bonzo larga un sonido lleno
Una manada de músicos encendidos
Pobre Vaca con nuevo material
El Pre Cosquín ya está en marcha
Mao desembarca en la Plaza Pueyrredón
Artistas unidos por Casa Cuna
Ya están los finalistas de Música en el Río
THE MERSEY: un homenaje Beatle
El (des)concierto de Sumo en Santa Fe
Cabezones suena acústico en El CCP
Fito cierra Música en el Río
Una fiesta del rock santafesino
Una noche bien musical en Living 33
Encuentro Nacional de Murgas
Cohibas experimentó en el mar
Enterluz, la revelación del rock alternativo
Astro Bonzo en un primer show desenchufado
Tristán Ulla en Santa Fe
Astro Bonzo despide el año con todo
Manga: Rock entre viejos amigos
Rock en el Parque
Rock en Ruinas con programa doble
Mario Gomez: “Lo importante fue que siempre fuimos Vilma Palma”
A la conquista de 2009
Construyendo una casa para el rock
Siete Millas: con su gente y en su pago
Rock XX Roll
Gabo Ferro: cantar lo que se debe cantar
Carneviva: 19 años son todo
Manu Chao despide la montaña
Regreso veraniego
Fluyendo hacia la canción
Carajo: entre sueños y granadas
Ginkgobiloba rock en formato eléctrico
Pulse: aprendiendo a volar
Aisetsena: “Estamos en una etapa de cambios”
'08 Archivo de notas
Todo el jazz y soul junto a Chris James
All The Hats: casi una década de punk rock
Regreso al pago con gloria
Colérico Buda: rock and roll sin explicaciones
Gallareta Vive 2011
Rock con sabor entrerriano
Un electroacústico para los Chanchos
Experimentos musicales
Fernández Fierro: a través de las generaciones
La esencia de un rock mëdular
Blues con sentimiento
Infusión Kamachuí: Alquimistas del sonido en acción
Rock de amigos solidarios
Particulares: En vivo y en estudio
Gustavo Angelini en el regreso
Audiciones JAZZ ENSAMBLE JR.
Sig Ragga comienza a rodar
Pichu Serniotti presenta Quedate Así
La Primavera sonó bien fuerte en todas partes
RLB: Estilo de Isla
Sonidos del lado salvaje
Legendario sonido con Willy Crook
Llega la Fiesta que estabas esperando
Cielo Razzo despidió “Grietas” en Santa Fe
Estelares presenta su nuevo disco en Santa Fe
Gastro: eléctricos, acústicos y con todas las pilas
Vudú y La Rocka en Santa Fe
Butumbaba saca boleto de ida
Andrés Ciro volvió al ruedo
Astro Bonzo en estéreo
Un espacio para el folclore joven
Sopa Negra: de Rafaela al país
Cielo Razzo y JaHmaradas en Lo Quiero Ya!
Miscelánea estrena sonido
Primeros acordes de un experimento
On the rock llega a la ciudad
Astro Bonzo: crecimiento en vivo y en estudio
Noche oscura en La LLave
Noche de Jazz en Luz y Fuerza
2º Festival de Baterías en la ciudad
Infusión presenta su material
Los sonidos de Maxi Valldeneu
JAF en Santa Fe junto a destacados músicos locales
Marco Antonio Solís en Santa Fe
Clapton: Diez años después
Tacto tocará en Noche de Patio III
Tras 17 años de ausencia Cuba visitó la tierra del Che
Matilda en la Alianza Francesa
La Playa convoca al rock
15 años a puro Punk
Experimento Negro convoca a los espíritus
TOCÓ UN BEATLE …Y YO ESTUVE AHÍ...
Buscando una casa para el rock
Mëdula: Una línea “Vital” para conectarse al mundo
The Koalas: con mucha energía y lejos de la extinción
La Cruda: reencuentro con sus fanáticos
Experimentos musicales en la Belgrano
La Cruda volvió para ser inolvidable
Ya están los primeros confirmados para el Cosquín Rock 2011
Gastón Baremberg: Hay que pegarle hasta que te sangren las manos
Punk rock entre Capital y Santa Fe
Y sigue sonando
Las mejores banda del rock esperan tu voto
Mo' Blues en el ciclo Rock en Ruinas
Levitar: en busca del sentido
Un viejo ritual con la magia intacta
Siete Millas en pausa para dar el salto
Única Actitud: del barrio al universo
Esteban Serniotti... solista
Eruca Sativa: poder mediterráneo
La lluvia no empañó el Cosquín Rock 2009: Humo bajo el agua
Attaque graba sin Ciro
Un cuarteto poderoso y picante
La Gran 7 junto a su gente
Butumbaba: una escuela de vida
Toponauta: esperado regreso a casa
Cielo Razzo: abriendo las “Grietas”
'06 - Archivo de notas
'07 - Archivo de notas
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA