A rollear con vos...
Laura (35) es aprendiz de roller. Hace varios veranos que veía rollear a las chicas por la Costanera y siempre se decía que algún día lo iba a hacer ella. Y lo hizo nomás. Este último verano se decidió. Compró los rollers y está aprendiendo sola, ¡y todavía no se cayó! En esta entrega Laura describe sus sensaciones sobre ruedas.
 
Mi intención de rollear nació del recuerdo de andar en patines cuando era chica; eso, sumado a ver a la gente por la Costanera andando en rollers.

Lo que me frenaba a comprarme los rollers era, primero, el miedo natural que genera en una; y después, el miedo que te transmite la gente cuando te cuenta que Fulanito se cayó, que se hizo mal, o la misma persona que te cuenta sobre sus golpes.

Me sorprendió que rollear es más fácil que andar sobre los patines de cuatro ruedas. Una tiene más estabilidad estando parada, andando, es más seguro. Lo que me encantó es que mientras ando en Rollers me acuerdo de esa sensación de chica, de cuando una entraba a un lugar donde el piso era brilloso, resbaladizo, y patinaba. Esa es la sensación de rollear. Es re linda.

Además, rollear te cansa un montón. Lo sentís en las piernas. Es como salir a correr. Pero sobre los rollers no te das cuenta de que corren los minutos. Lo sentís después. Es el cansancio que te agarra cuando te los quitás. Te sentís fulminada de repente.
 


Otra cuestión es que me encontré que no cualquier lugar es para andar en rollers. Podés andar por la calle, pero con el tránsito es complicado. A la Costanera fui una sola vez. La que me vendió los rollers fue la mujer que me animó a ir, porque me contó que ese es el mejor lugar para rollear. Y la verdad es que cuando fui me pareció genial, sobre todo la parte baja de la Costanera, donde todos rollean. Es relindo, con ese paisaje…

A los rollers me los regalaron para mi cumple, que es hoy, 14 de abril, pero digamos que me los compré antes. Fue un regalo por adelantado. Para poder aprovecharlos en el verano.

Todavía no alcanzo a divertirme con seguridad. Tengo sensaciones encontradas. Miedo a un desequilibrio. Por suerte todavía no me caí. Yo la veo a mi vecina que anda re bien y cada dos por tres se cae, y me da algo de miedo. Por eso rollero de a poco, y voy aprendiendo.

Algo que a mí me sirvió es que no tengo que ir a la Costanera para aprender. Tengo 15 minutos, me los pongo, y salgo a rollear con los chicos del barrio, que juegan en la calle. A veces no tenés tiempo para hacer un deporte y por eso no hacés nada. En cambio con los rollers podés hacer un rato de gimnasia cuando tenés un ratito. Además, si bien hacés un gasto importante cuando te los comprás (cuestan más o menos entre 350 y 1000 pesos, depende de la calidad), después no tenés que gastar por mes para pagar una cuota, como cuando vas a un club o a una clase de deportes. Es un gasto que hacés una vez y te sirve para siempre.

Lo que le diría a alguien a quien le puede llegar a interesar comprarse unos rollers y todavía no se animó es justamente lo que dije recién. A veces una no los compra por no hacer el gasto. Pero cuando se puede, vale la pena, es una buena inversión.



Pasión por la camiseta
Actores de exportación
Nunca nos fuimos... pero ahora volvimos
"Hora de arrancar" la filmación
Hombre de teatro
Ferrugem, el lugar adoptado por los argentinos
Energía familiar
Santa Fe siempre estuvo cerca
Delinear una profesión
Pasión por los fierros
Bien organizados
El momento que decidí cambiar de vida
Descubrir(nos) para construir(nos)
Oído especialista
A rollear con vos...
Experiencia en Juegos Olímpicos
Una gran inspiración
Mi “Amigo”
Vivir a conciencia esta elección
¿Cómo como lo que como?
Siempre "Play", nunca "stop"
Cabezones, íntimo y acústico
Experiencias free lance
Compartiendo una pasión
BIENAL A PURO PUNK
En los zapatos del escritor
Diario de América Latina
La Cruda en la sangre
Un mural para el recuerdo
De taquito a la red
Por qué ser Scout
Ópera prima santafesina
Sabor Brasilero
La luz se apaga
Por un mundo mejor y lleno de luz
Pasión por la química
Los trabajadores de prensa y sus sindicatos
Una recorrida por La Feria del Libro
El idioma un gran desafío
¿Y si ponemos un bar?
Y ahora van por más...
Con su sueño hecho realidad
Saber autosuperarse para saber
El día que la bestia hizo vibrar a Santa Fe
Una travesía inolvidable
Con música en la venas
Con el pogo como estandarte
Un Pacto entre jóvenes
Un encuentro con los CARNEVIVA en la quinta de Lucio
Te escucho... y es una ocasión especial
Viaje a las islas
Grandes ganadores
Los destacados del Contalo '10
Ellos son: politólogos de Santa Fe
Un gran espectador y también gran acompañante
Ser guía scouts
Vetamadre pasó por Santa Fe
Memorias de Agua
Nuevas experiencias, nuevos lugares
Te invitamos a volar
Una risa sanadora
Repensar la realidad
Bailar y vivir, la misma pasión
Un tal Mauricio, el santafesino que hace cine con Pino Solanas
Dulce y bien casero
Así late un corazón olímpico
La frutilla del tablero
"Mi casa es un hogar canino ambulatorio"
Casa Soma
Por el camino acertado
La jungla virtual
El Flaco se escapó en un Dunita cual Capitán Beto
Mucho más lejos
Un piojoso de ley
Y esto es reggae, siento el reggae
Ese profundo misterio: el cine
Palabras andantes
Imágenes Bienales 08
Golpe Fuerte
Temperamento y rock
Management 2.0, nuevas prácticas de colaboración
Marcha del orgullo
¡Su “Que nos volvamos a ver” era en serio!
Vivencias que no se olvidan
De Liga I a la Selección de Maradona
See you around Santa Fe
Santafesinos Unidos por el Rock
Un granito de arena
Hasta luego Andrés
Festival de Teatro Estudiantil
Maxi Bustos puede decir que es un Puma
El sueño del pibe
Por las ballenas
Zambayonni presentó “Salvando las distancias” en Santa Fe
De Santa Fe a Quito: Rutas de la libertad
Latidos urbanos
Elefante de bombín
Monólogo Interno
Ciclo de Cine en Las Lomas
Despedida piojosa y un hasta siempre
Amores como el nuestro quedan ya muy pocos
Instantes eternos... sobre las tablas
El corsito de Facundo
Show Perico
Elemental war
Bailando en la vereda
Yo soy militante
Ser Urbano
Cuando descansar... es descansar
``Para aprender hay que sacar fotos siempre´´
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA