Santa Fe siempre estuvo cerca
Muchas veces dicen que uno no se da cuenta de lo que tiene hasta que lo pierde. Ella, Indiana Roldán, fue en busca de su sueño y nos cuenta su experiencia de cómo es vivir en otro lado y venir sólo por unos pocos días a su ciudad natal.
 
Cuando tenés la oportunidad de viajar por placer o trabajo, ya sea por algunos días, semanas o meses, volvés a tu ciudad y ya entrando por los accesos, empezás a sentir que el aire de tu tierra es distinto. Santa Fe en particular a otras ciudades, aún hoy tiene la suerte de que esté menos contaminado.

Y desde esta simple percepción de sólo  ausentarte unos días, cuando es un tiempo el que dejaste de deambular sus calles y barrios, te encontrás con que  los sentidos cambiaron, que hay más o menos baches. Que geográficamente está creciendo, que sus plazas están más verdes, que la Laguna es más hermosa que nunca, que la isla es de un verde intenso. Hasta sentís que hay más gente de cuando te fuiste.

Algo así me sucede hoy en día, con la diferencia, que la vuelta a la ciudad, a casa, con la familia y amigos, ese lugar en donde uno se movía como pez en el agua, ha cambiado. Los tiempos que uno manejaba cuando estaba eran los mismo de todos, el ritmo de la vorágine del día era equitativo en la semana y los fines de semana era para disfrutar con los seres queridos. Hoy, arribar a Santa Fe, es llegar de invitado. En las vueltas de la vida, hoy me encuentro trabajando en un campamento minero como Bombero Rescatista, cercano a la pre-Cordillera de los Andes, a 250km de Malargüe, Mendoza y a cinco horas de Neuquén capital.

El paisaje en el campamento tiene la imponente figura del Volcán Tromen nevado, y con esa postal la jornada laboral es de veintiún días. Llega entonces  el franco, y cuando uno deja el bolso en la habitación, se encuentra que la casa tiene la misma dinámica que cuando uno estaba, los que estaban se van a trabajar y los que salieron temprano llegan para un himpas y seguir. Entonces uno hace de visitador, el celular no para de sonar para concretar encuentros para ponerse al día.

Las horas pasan volando, los días parecen no alcanzar para verlos a todos. Y cuando salís al centro o las avenidas, te encontrás con la gente que va y viene apurada,  que llevan un ritmo distinto al tuyo al andar. Que ahora mirás otros locales que antes los pasabas casi sin prestarles atención, que te parás  delante de las vidrieras en otro tiempo, que sentarte a tomar un café o salir a comprar es muy inusual, que empiezas a mirar como todo va pasando a tu alrededor desde otra visión, desde otra dimensión. Y claro, la diferencia es que uno se ha vuelto un turista en su propia ciudad.
Pasión por la camiseta
Actores de exportación
Nunca nos fuimos... pero ahora volvimos
"Hora de arrancar" la filmación
Hombre de teatro
Ferrugem, el lugar adoptado por los argentinos
Energía familiar
Santa Fe siempre estuvo cerca
Delinear una profesión
Pasión por los fierros
Bien organizados
El momento que decidí cambiar de vida
Descubrir(nos) para construir(nos)
Oído especialista
A rollear con vos...
Experiencia en Juegos Olímpicos
Una gran inspiración
Mi “Amigo”
Vivir a conciencia esta elección
¿Cómo como lo que como?
Siempre "Play", nunca "stop"
Cabezones, íntimo y acústico
Experiencias free lance
Compartiendo una pasión
BIENAL A PURO PUNK
En los zapatos del escritor
Diario de América Latina
La Cruda en la sangre
Un mural para el recuerdo
De taquito a la red
Por qué ser Scout
Ópera prima santafesina
Sabor Brasilero
La luz se apaga
Por un mundo mejor y lleno de luz
Pasión por la química
Los trabajadores de prensa y sus sindicatos
Una recorrida por La Feria del Libro
El idioma un gran desafío
¿Y si ponemos un bar?
Y ahora van por más...
Con su sueño hecho realidad
Saber autosuperarse para saber
El día que la bestia hizo vibrar a Santa Fe
Una travesía inolvidable
Con música en la venas
Con el pogo como estandarte
Un Pacto entre jóvenes
Un encuentro con los CARNEVIVA en la quinta de Lucio
Te escucho... y es una ocasión especial
Viaje a las islas
Grandes ganadores
Los destacados del Contalo '10
Ellos son: politólogos de Santa Fe
Un gran espectador y también gran acompañante
Ser guía scouts
Vetamadre pasó por Santa Fe
Memorias de Agua
Nuevas experiencias, nuevos lugares
Te invitamos a volar
Una risa sanadora
Repensar la realidad
Bailar y vivir, la misma pasión
Un tal Mauricio, el santafesino que hace cine con Pino Solanas
Dulce y bien casero
Así late un corazón olímpico
La frutilla del tablero
"Mi casa es un hogar canino ambulatorio"
Casa Soma
Por el camino acertado
La jungla virtual
El Flaco se escapó en un Dunita cual Capitán Beto
Mucho más lejos
Un piojoso de ley
Y esto es reggae, siento el reggae
Ese profundo misterio: el cine
Palabras andantes
Imágenes Bienales 08
Golpe Fuerte
Temperamento y rock
Management 2.0, nuevas prácticas de colaboración
Marcha del orgullo
¡Su “Que nos volvamos a ver” era en serio!
Vivencias que no se olvidan
De Liga I a la Selección de Maradona
See you around Santa Fe
Santafesinos Unidos por el Rock
Un granito de arena
Hasta luego Andrés
Festival de Teatro Estudiantil
Maxi Bustos puede decir que es un Puma
El sueño del pibe
Por las ballenas
Zambayonni presentó “Salvando las distancias” en Santa Fe
De Santa Fe a Quito: Rutas de la libertad
Latidos urbanos
Elefante de bombín
Monólogo Interno
Ciclo de Cine en Las Lomas
Despedida piojosa y un hasta siempre
Amores como el nuestro quedan ya muy pocos
Instantes eternos... sobre las tablas
El corsito de Facundo
Show Perico
Elemental war
Bailando en la vereda
Yo soy militante
Ser Urbano
Cuando descansar... es descansar
``Para aprender hay que sacar fotos siempre´´
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA