Descubrir(nos) para construir(nos)
Luego de sancionarse la Ley 26.485 de Protección integral a las mujeres, no existen dudas que la violencia dejó de ser exclusiva del ámbito privado para convertirse en responsabilidad de toda/os, de quien la padece, de quien la ejerce y por supuesto de quienes la observamos en todos los ámbitos donde se desarrollan las relaciones interpersonales, tal como afirma dicha Ley.
 
Cuando hablamos de violencia, podemos conceptualizar sobre sus tipos, sus modalidades y la manera de funcionamiento. Podemos aclarar que éste tipo de relaciones son asimétricas y que siempre hay uno que monopoliza el poder y lo transforma en opresión, humillación, menosprecio y no siempre en golpes.
Pero también podemos detenernos a reflexionar sobre la víctima, y si la violencia tiene una particularidad, en este momento, es que primero se piensa a la misma desde el “lugar común”. Así ante la noticia de una nueva víctima, antes que nada pensamos lo mal que lo pasó y lo difícil que va a ser su recuperación, esto sucede si la información fue sobre una violación, un femicidio o la desaparición de una mujer. Luego, casi automáticamente, escupimos una serie de improperios que recuerdan a la madre y a todos los ancestros de ese, que mal denominamos, psicópata.

Después, seguimos especulando sobre la víctima y su estado, en la familia, en su hijo, si es que tiene. Y ahí es donde las frases nefastas comienzan a apropiarse de nuestro “sentido común” y se convierten en la voz de la naturalización de la violencia. Justo en ese preciso instante sobrevuelan nuestros pensamientos frases como “algo habrá hecho”, “seguro ella lo provocó” o “le pega porque le gusta” y una lamentable lista de conceptos similares. Obviamente dejando de afuera de estos conceptos otro manifestaciones que siguen afectando nuestra humanidad toda.

En los talleres que realizamos con el INADI sobre prevención contra la trata de personas con fines de explotación sexual destinado a jóvenes, preferentemente de 4to y 5to año de escuelas secundarias, las y los estudiantes se muestran sumamente interesados y generan debates que enriquecen el espacio del taller.

Muchas veces nos encontramos con chicas que cuentan historias de familiares desaparecidas y otras de primas que fueron rescatadas. Todas saben de qué estamos hablando.
Todas y todos conocen sobre el tema, pero desconocen sobre los mecanismos de captación que tiene la trata. Ahí es dónde hacemos hincapié como Instituto, ese es uno de los grandes objetivos del taller, que los jóvenes identifiquen cómo funciona la red, para estar alertas y no caer en ella.

Otro objetivo es escuchar de qué quieren hablar, cómo Antonella, una joven trans de Yapeyú, quien lucho con todas sus fuerzas, antes de que salga la Ley de Identidad de Género, en su escuela para que respetaran su nombre de género autopercibido. El día que fuimos a hacer el taller, comenzamos hablando del INADI y lo que significan sus siglas, previo a ver unos spots que aclararon el panorama. Al describir, con ejemplos lo que genera en una persona vivir una situación de maltrato, humillación o exclusión, el profesor de matemática, se levanto y públicamente, frente a un auditorio colmado de estudiantes, le pidió disculpas a Antonella por no haber comprendido antes lo que significaba respetar su identidad.

Así también existen jóvenes en la escuela del barrio Las Lomas que se avergüenzan de pertenecer a la comunidad Toba, al punto de no querer reconocer esa identidad heredada en público. En el mismo espacio, Mariana de 13 años comprendía perfectamente lo que es la discriminación en la salud, cuando tuvo que mentir sobre su procedencia barrial, en un dispensario. Ya que en una oportunidad aseguró ser de Las Lomas y no quisieron atenderla, argumentando que ese barrio no existía, pese a que tiene más de 60 años de historia.

O tal vez, podemos hablar de una joven lesbiana que su profesor de música le dijo claramente que él no daba clases a personas como ella, haciendo alusión a su condición sexual. Y por supuesto, acorde a ese pensamiento, este profesor de escuela pública, nunca le hablo durante las clases y para evitar volver a verla le puso un 10 en la materia todo el año.

Pero nunca pensamos que todas esas frases, palabras y actitudes que naturalizan la violencia, son aprehendidas, enseñadas y transmitidas. Jamás comprendemos que así comienza a funcionar el círculo. No podemos dimensionar que de esa manera sostenemos las asimetrías del poder que generan más violencia. Y parece que así sostenemos, vínculos violentos que determinan y demuestran que somos una sociedad violenta, perversa e incapaz de poner la mirada en nosotros/as mismo/as.

Soy hija de la democracia, tengo 29 años, y si algo rescato de mi generación es esta capacidad que tenemos de repensarnos, de romper estereotipos, moldes, normas sociales instauradas por un modelo capitalista, patriarcal y machista, sostenido y repetido por varias generaciones. Con esos nuevos aprendizajes, supongo que somos más capaces de reflexionar, mirarnos para adentro de nosotros mismos y así innovar en modos de vivir, aprender y transmitir. Tal vez, hoy es una buena oportunidad para aprovechar este momento histórico que nos permite pensarnos en la diversidad.

Cecilia Amarillo
Asistenta en comunicación
INADI Delegación Santa Fe
prensasantafe@inadi.gov.ar
Pasión por la camiseta
Actores de exportación
Nunca nos fuimos... pero ahora volvimos
"Hora de arrancar" la filmación
Hombre de teatro
Ferrugem, el lugar adoptado por los argentinos
Energía familiar
Santa Fe siempre estuvo cerca
Delinear una profesión
Pasión por los fierros
Bien organizados
El momento que decidí cambiar de vida
Descubrir(nos) para construir(nos)
Oído especialista
A rollear con vos...
Experiencia en Juegos Olímpicos
Una gran inspiración
Mi “Amigo”
Vivir a conciencia esta elección
¿Cómo como lo que como?
Siempre "Play", nunca "stop"
Cabezones, íntimo y acústico
Experiencias free lance
Compartiendo una pasión
BIENAL A PURO PUNK
En los zapatos del escritor
Diario de América Latina
La Cruda en la sangre
Un mural para el recuerdo
De taquito a la red
Por qué ser Scout
Ópera prima santafesina
Sabor Brasilero
La luz se apaga
Por un mundo mejor y lleno de luz
Pasión por la química
Los trabajadores de prensa y sus sindicatos
Una recorrida por La Feria del Libro
El idioma un gran desafío
¿Y si ponemos un bar?
Y ahora van por más...
Con su sueño hecho realidad
Saber autosuperarse para saber
El día que la bestia hizo vibrar a Santa Fe
Una travesía inolvidable
Con música en la venas
Con el pogo como estandarte
Un Pacto entre jóvenes
Un encuentro con los CARNEVIVA en la quinta de Lucio
Te escucho... y es una ocasión especial
Viaje a las islas
Grandes ganadores
Los destacados del Contalo '10
Ellos son: politólogos de Santa Fe
Un gran espectador y también gran acompañante
Ser guía scouts
Vetamadre pasó por Santa Fe
Memorias de Agua
Nuevas experiencias, nuevos lugares
Te invitamos a volar
Una risa sanadora
Repensar la realidad
Bailar y vivir, la misma pasión
Un tal Mauricio, el santafesino que hace cine con Pino Solanas
Dulce y bien casero
Así late un corazón olímpico
La frutilla del tablero
"Mi casa es un hogar canino ambulatorio"
Casa Soma
Por el camino acertado
La jungla virtual
El Flaco se escapó en un Dunita cual Capitán Beto
Mucho más lejos
Un piojoso de ley
Y esto es reggae, siento el reggae
Ese profundo misterio: el cine
Palabras andantes
Imágenes Bienales 08
Golpe Fuerte
Temperamento y rock
Management 2.0, nuevas prácticas de colaboración
Marcha del orgullo
¡Su “Que nos volvamos a ver” era en serio!
Vivencias que no se olvidan
De Liga I a la Selección de Maradona
See you around Santa Fe
Santafesinos Unidos por el Rock
Un granito de arena
Hasta luego Andrés
Festival de Teatro Estudiantil
Maxi Bustos puede decir que es un Puma
El sueño del pibe
Por las ballenas
Zambayonni presentó “Salvando las distancias” en Santa Fe
De Santa Fe a Quito: Rutas de la libertad
Latidos urbanos
Elefante de bombín
Monólogo Interno
Ciclo de Cine en Las Lomas
Despedida piojosa y un hasta siempre
Amores como el nuestro quedan ya muy pocos
Instantes eternos... sobre las tablas
El corsito de Facundo
Show Perico
Elemental war
Bailando en la vereda
Yo soy militante
Ser Urbano
Cuando descansar... es descansar
``Para aprender hay que sacar fotos siempre´´
 
Contactanos a
SEGUINOS EN
{agenda1} {agenda2} {agenda3}
SANTA FE - ARGENTINA